libero

Lunes, 11 de agosto de 2008

FúTBOL › CONTUNDENTE VICTORIA POR 4 A 0 ANTE GIMNASIA Y ESGRIMA DE JUJUY

Boca no podía y al final, podio

Después de un flojo primer tiempo a pura impotencia, Boca mejoró en el segundo, hizo cuatro goles y resultó el mejor de la primera fecha del Apertura. Medalla de oro y azul. ¿Gimnasia y Esgrima de Jujuy? La nada sincronizada.

 Por Juan José Panno

Boca se consagró campeón de la primera fecha del torneo Apertura. Fue el único que consiguió una victoria por cuatro goles de diferencia, lo cual lo ubica en el primer puesto del podio y de la tabla. Además batió el record nacional, porque en sólo 45 minutos consiguió todos los laureles, en las más diversas especialidades. A saber.

- Posta de cuatro. Relevos del pibe Noir, Gracián, Battaglia y Vargas ante un adversario que se entregó mansamente después del primero.

Noir encontró la red en la primera pelota que tocó. Tiró Dátolo, cambió Palermo, no llegó Gracián de cabeza, se enredó Calandra y Noir la empujó desde cerca.

Gracián (se lo vio rápido y preciso) se coronó con un tiro exacto después de una gran subida de Ibarra, continuada con un excelente taco de Vargas parado en la medialuna.

Battaglia capitalizó el esfuerzo ajeno en una jugada que enhebraron entre Palermo y Gracián y que estuvo a punto de abrochar Paletta. Pero como el tiro del defensor dio en el palo y no entró, Battaglia se arrojó hacia la pelota y desde el suelo la empujó a la red.

Vargas concretó en una jugada de lujo que le dio brillo a la ceremonia de clausura. Encuentro cercano de Gracián y Vargas, toque para Palermo, pase de billar de Palermo parado como pivote y serena definición del colombiano.

- Saltos ornamentales. Palermo ensayó cabezazos, palomitas, chilenas, tijeras y otros remates en las más diversas posiciones que lo pusieron cerca de la red. No concretó porque el arquero Nereo Fernández parecía multiplicar sus recursos y su capacidad de reacción cada vez que quedaba mano a mano con el rubio delantero. La hinchada de Boca coreó su nombre luego del último de los goles perdidos, cuando ya casi no quedaba tiempo para nada, como un reconocimiento al esfuerzo.

- Lucha. Battaglia y Vargas fueron los abanderados, sosteniendo el andamiaje defensivo en la mitad de la cancha, pero los otros no se quedaron atrás. Pelearon los laterales, pelearon los centrales, pelearon todos cada pelota como si fuera la última.

- Arquería. Bien Caranta. No lo exigieron demasiado, pero cuando tuvo que dar presente ahí estuvo. La jugada consagratoria ocurrió en el primer tiempo, cuando desvió con la puntita de los dedos una pelota impulsada por el pelado Carranza (el mejor del equipo rival) que se le metía en un ángulo. Parecen haber dado en el blanco los que dispusieron su continuidad. Pero juega sin red; no tiene suplentes.

- Remo. Vienen remando desde siempre Ibarra y Morel Rodríguez. Como todo el equipo, anduvieron mejor en el segundo tiempo que en el primero pero, aun en los momentos más bajos, demostraron su indeclinable voluntad que les hace jugar como si tuvieran que ganarse el puesto cada domingo.

Boca se consagró campeón de la primera fecha y no está mal que sus hinchas lo celebren. De todos modos, nadie deberá olvidar que habrá 18 fechas más y 18 rivales, casi todos mejores que los jujeños.


Estadio: Boca.

Arbitro: Pompei.

Goles: 47m Noir (B), 58m Gracián (B), 78m Battaglia (B), 87m Vargas.

Cambios: 45m Noir (7) por Castromán (B) y Leandro Gracián (7) por Cristian Chávez (B); 60m, Arraya por Carranza (GJ), 60m, Ramírez por Franco (GJ), 69m Mateo por Ariel Montenegro (GF), 79m Cardozo por Dátolo (B).

Incidencia: 73m expulsado, Pieters.

Compartir: 

Twitter
 

Palermo aguanta la carga de Desvaux. Boca jugó un gran segundo tiempo y logró la goleada.
Imagen: Jorge Larrosa
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.