libero

Lunes, 16 de noviembre de 2009

FúTBOL › EN SIETE MINUTOS, RIVER MARCó TRES GOLES Y VENCIó A LOS TUCUMANOS

Qué rara ráfaga la Banda

Después de 12 fechas, el equipo de Núñez volvió a cantar victoria en el Monumental. Gallardo, Buonanotte y Villalva señalaron los tantos en el complemento, después de que los cambios de Astrada produjeran juego y resultados.

 Por Daniel Guiñazú

Volvieron Diego Buonanotte, River y las sonrisas al Monumental. River no ganaba en su estadio desde aquel vibrante 4-3 a Chacarita de la segunda fecha. Había igualado con Colón, Gimnasia y Boca y había perdido con Independiente y Lanús. Pero anoche todo eso quedó convertido en un mal recuerdo. Después de haber arrancado perdiendo (Atlético Tucumán se puso en ventaja en la primera jugada del partido) y de un primer tiempo en la misma línea decepcionante de otras jornadas, el equipo de Leonardo Astrada dio un giro sobre sí mismo. Y en una ráfaga explosiva que duró siete minutos, de los 69 a los 76, transformó el 0-1 en un 3-1 que serenará las aguas embravecidas que últimamente agitan la actualidad de los millonarios.

Es posible que los cambios que Astrada le fue haciendo a River sobre la marcha hayan tenido un efecto decisivo en el resultado. Luego de ese primer tiempo sin línea ni estilo, en el que hasta Gallardo anduvo mal con la pelota y sólo los arranques de Buonanotte sacudieron la mediocridad, el técnico tomó decisiones y asumió riesgos. Los sacó a Orban y a Domingo, los puso a Galmarini y al juvenil Roberto Pereyra, armó una línea de tres en el fondo con Ferrari cruzado como lateral izquierdo y puso a Gallardo, Mauro Díaz y Buonanotte flotando por delante de los volantes y por detrás de Rosales, el único delantero-delantero.

Los beneficios se vieron con rapidez. River empezó a tener el juego que hasta allí no había tenido y empezó a llegar como no había llegado. La habilidad de Buonanotte se tornó imparable y desequilibrante. Pero también los tucumanos hicieron su aporte. Dejaron de apretar bien arriba, se replegaron demasiado y Chiche Sosa, desde el banco, mandó una señal conservadora: canjeó a un delantero, Gigliotti, cinco minutos después de haberse perdido el 2 a 0 por un volante, Matías Escobar, para reforzar la media cancha. Fue lo que River necesitaba para desencadenar la ofensiva final camino a la victoria.

La resurrección se consumó en apenas siete minutos. Un delicado remate de derecha de Gallardo, un gran zurdazo de Buonanotte que pasó por encima de cuatro jugadores que le tapaban el arco y un contraataque relampagueante que Villalva definió con certeza cambiaron el clima del Monumental. Donde se renovaban los gestos de preocupación, aparecieron los gritos y la fiesta. Y lo que parecía una nueva noche fría se transformó en un domingo que terminó entre sonrisas. Ganó River y hasta se dio el lujo de jugar bien un rato. No es poco para lo que hay.


Estadio: River.

Arbitro: Mauro Giannini.

Goles: 2m Gigliotti (AT), 69m Gallardo (R), 74m Buonanotte (R) y 76m Villalva (R).

Cambios: 13m More (4) por Bressan (AT), 46m Galmarini por Orbán (R) y R.Pereyra por Domingo (R), 65m M. Escobar por Gigliotti (AT), 70m Villalva por M. Díaz (R) y 75m F. Escobar por Musto (AT).

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Villalva celebra su gol, el tercero de River. Jugó 20 minutos, pero pudo destacarse.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.