libero

Lunes, 28 de marzo de 2011

FúTBOL › INDEPENDIENTE VOLVIó A COLECCIONAR UN EMPATE

Nunca juega a nada

Esta vez fue ante Banfield, después de los cosechados frente a Quilmes y Godoy Cruz (por la Copa Libertadores). El gol tempranero de Tuzzio no pudo ser sostenido en el desarrollo.

 Por Daniel Guiñazú

Independiente sigue coleccionando empates que no le arreglan nada. Más bien le complican todo. Los 1-1 conseguidos ante Quilmes y Godoy Cruz, y el de ayer frente a Banfield, no le han simplificado la vida en la Copa (donde la clasificación para octavos está muy comprometida), ni en el Clausura (donde el bajo promedio es un lazo que aprieta y en cualquier momento empieza a ahorcarlo). Pero el problema no pasa por las igualdades. El verdadero quid de la cuestión es bastante más serio y se resume en una sola idea: el equipo no juega a nada.

Los cambios que el técnico Antonio Mohamed ensaya partido a partido con la intención de repartir los esfuerzos que demanda la doble competencia han tenido una contraindicación: nadie sabe dónde está parado. Quien en la semana es titular, el domingo ni siquiera va al banco. Frente a Banfield, por ejemplo, Mohamed sacó seis de los jugadores que el miércoles igualaron en Mendoza. Pero todas esas movidas no han podido evitar que las lesiones estén diezmando un plantel corto en nombres y en variantes. Desgarrados, Julián Velázquez, Defederico y Gracián han quedado fuera de carrera. Ayer se sumó Nicolás Cabrera a la lista indeseable.

Ni siquiera el gol de Tuzzio a los 8 minutos, tras una mala salida de Bologna en un corner, colaboró para que Independiente tenga un feliz domingo. Banfield había arrancado más decidido, y se supuso que, con la ventaja de su lado, Independiente empezaría a mostrar las cartas que había en su juego. Error. Jonathan Gómez y Carrusca siguieron haciendo temblar a la defensa roja por los costados, donde Vélez y Mareque no pararon a nadie, mientras Independiente irritaba con su andar inexpresivo y deshilvanado. A los 33 minutos, el colombiano Vélez pudo haber resuelto el partido pero, con el arco libre, pifió su zurdazo y se cayó. A los 42 minutos, Cristian García, libre y habilitado delante de Hilario Navarro, corrigió un remate defectuoso de De Souza y anotó el 1-1.

Con Mohamed expulsado por protestar todos los fallos al árbitro Toia y con dos cambios forzados por lesiones (salieron Hilario Navarro y Cabrera, entraron Assmann y Battión), Independiente hizo lo que pudo (o lo que salió) en el segundo tiempo. Y como Banfield jamás soltó demasiado hilo de su carretel, el espectáculo se desbarrancó hasta terminar en un empate que a los dos (y sobre todo a Independiente) los dejó en el mismo lugar en que estaban, 90 minutos antes del pobre partido que hubo que soportarles.


Estadio: Independiente.

Arbitro: Alejandro Toia.

Goles: 8m, Tuzzio (I); 42m, C. García (B).

Cambios: 46m, Battión (5) por Cabrera (I) y Assmann (6) por Navarro (I); 58m, Quinteros (5) por J. Gómez (B); 73m, I. Pérez por Fredes (I); 75m, Ferreyra por Achucarro (B); 82m, Delfino por Carrusca (B).

Compartir: 

Twitter
 

Luchan Barraza y Fredes, Cabrera mira desde cerca.
Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.