libero

Lunes, 29 de agosto de 2011

FúTBOL › BOCA 1, SAN LORENZO 1, EN UN ESTADIO CALIENTE

Clásico con velas, geishas y mucho color

Empataron uno a uno (Méndez de tiro libre para San Lorenzo y Cvitanich de palomita para Boca) y se fueron bastante conformes. El partido, muy peleado, muy luchado, sólo tuvo algunos pasajes aislados de buen fútbol.

 Por Facundo Martínez

El clásico prenunciado como el más importante del campeonato, habida cuenta de la ausencia de River, se vivió con mucha emoción; aunque el fútbol apareció en forma intermitente y la lucha por la pelota, aquí y allá, ganaba terreno paulatinamente hasta que terminó dando el tono general. La presión con la que se fue cargando el clásico durante la semana estalló ayer, en una tarde repleta de color, en la que hasta los dirigentes de Boca que pelean por la presidencia del club parecieron poner toda la carne en el asador.

La de ayer no era una jornada más en la Bombonera. Era el día en el que el fútbol debía dejarle protagonismo a la política interna del club. Unas falsas geishas desparramadas por los playones de la Bombonera señalaban la promesa del candidato Angelici de volver a Japón; bastaba con estirar las manos por los pasillos de ingreso para recibir pelotitas azules y amarillas con las que se leía la palabra “Relajate”; y dentro del estadio, la lluvia de papeles amarillos indicaba los nombres de Salvestrini o de Beraldi, otras de las opciones para las elecciones de diciembre.

Las tribunas estaban repletas, hubo velas para River y una bandera con la letra B. Hubo también, como es costumbre, unas puteadas para los visitantes. Y el resto fue el folklore de siempre.

En la cancha, poco y nada. Ciento por ciento lucha. Boca presionó bien los primeros veinte minutos y después comenzó a ceder y a potenciar sus errores. Ya para cuando San Lorenzo –que con un tiro libre espectacular de Méndez que pasó por arriba de la barrera y se coló sobre la izquierda de Orion– se puso en ventaja, el equipo de Falcioni se hundió en un pozo profundo. San Lorenzo se agrandó gracias al buen trabajo de Ortigoza en el medio y a la constante batalla que les presentaba Gigliotti a los defensores, principalmente a Caruzzo, pero no supo cómo liquidar el trámite mientras pudo hacerlo y, ya en el complementario, se quedó sin nafta y le permitió a Boca, arengado constantemente por Riquelme, que hasta se animó a pedir aliento a sus propios hinchas, volver a meterse en el partido.

El empate de Cvitanich, de palomita tras un centro de Clemente que Viatri bajó desde el segundo palo, terminó de complicar a un San Lorenzo que entendió que el negocio era luchar en el medio, aguantar y tratar de aprovechar alguna contra. San Lorenzo pidió la anulación por posición adelantada, pero el árbitro Pitana convalidó y entonces Boca se lanzó con ímpetu a buscar el triunfo para no ceder la punta del torneo.

Pero se jugaba bastante lejos de los arcos y tanto aburría el trámite, que Falcioni y Asad metieron mano a los suplentes para intentar mejorar algo. Sólo el ingreso de Mouche hizo alguna diferencia. El delantero volvió a mostrar su desfachatez y casi convierte tras un pase de Roncaglia; y al minuto siguiente, a los 38, tras un pelotazo largo de Riquelme, tocó la pelota suavemente ante la salida de Migliore, quien retrocedió inmediatamente y terminó salvando en la línea lo que hubiera sido un gol agónico. Los últimos minutos fueron de pura adrenalina, las tensiones crecieron y los errores, ahora defensivos, extendieron algunas pobres ilusiones. Pitana estiró cinco minutos el final, pero no pasó nada. Nada serio.


Estadio: Boca.

Arbitro: Néstor Pitana.

Goles: 30m Méndez (SL), 50m Cvitanich (B).

Cambios: 28m Tellechea (5) por Luna (SL); 68m Sánchez Miño por Erviti (B), 72m Mouche por Cvitanich (B), 78m Palomino por Méndez (SL), 80m Menseguez por Salgueiro (SL).

Compartir: 

Twitter
 

Riquelme fue protagonista de algunos lujos, que no alcanzaron para asegurar la victoria sobre San Lorenzo.
Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.