libero

Lunes, 25 de noviembre de 2013

FúTBOL › DESPERDICIO UNA GRAN CHANCE PARA VOLVER A LA PUNTA

Newell’s continúa empantanado

El equipo de Rosario sumó la sexta fecha sin victorias y eso le impidió recuperar la punta del torneo. Arsenal se lo empató en el complemento de un partido con mucho ritmo y los dos se mantienen en el lote de los candidatos.

 Por Pablo Fornero

Desde Rosario

Por momentos, sobre todo en el primer tiempo, se vio el mejor Newell’s. El equipo con una identidad definida que desparrama con calidad la pelota de lado a lado y desarma indefectiblemente a las defensas rivales. Pero a diferencia del campeón, del plantel liderado por Gerardo Martino, a este conjunto rojinegro le cuesta sostener el nivel y posibilita reacciones, como la de Arsenal, que minutos antes asomaban inimaginables. Newell’s dilapidó otra chance, no pasó del empate en uno a pesar de ser el gran protagonista del partido y se mantiene, a falta de dos fechas, en el segundo lugar de la tabla, a una unidad del único puntero, San Lorenzo.

Al local no lo apuró la racha adversa de cinco jornadas sin victorias. Para recuperar la cima del Torneo Inicial, supo desde el primer minuto que se alzaría con los tres puntos sólo si recuperaba su mejor libreto, su estilo. Arsenal lo esperó con sus once hombres en campo propio y le entregó la pelota. A la Lepra le encantó el convite. Villalba, de buen nivel, se ubicó como eje de la rotación del balón que fue y vino por todos los sectores de la cancha. Bernardi –hasta que se cansó– también fue clave para adueñarse de la tenencia. Faltaban las situaciones, no era fácil romper la muralla de los de Alfaro, pero la idea hacía mella en los jugadores. Los hinchas acompañaban desde las tribunas ante la respuesta anímica y futbolística que daba el equipo.

Paciente como siempre, el equipo rojinegro no delegó el dominio en otras armas que no sean las que mejor empuña. Y así tuvo su premio, merecido por cierto, a diez minutos del cierre. Bernardi le dio un exquisito pase largo a la subida de Cáceres y el paraguayo, de primera y con un remate poco defectuoso, la clavó por arriba de Campestrini. Newell’s se subía a la punta, superando a San Lorenzo. En ventaja, se le abría un panorama mucho más claro y hasta seductor. Mientras cuidara en defensa la pelota parada que tan bien trabaja Arsenal, gran parte del partido ya habría encontrado solución.

Pero no, no lo hizo. Newell’s regresó desconocido luego del descanso y en la primera jugada de pelota detenida, Echeverría cabeceó sin marca tras un corner e igualó las acciones. No tenía muchas herramientas el visitante para empardar el partido, pero explotó al máximo la que mejor le sale. Y al descubrir que el fondo rosarino tenía inconvenientes, se animó a avanzar algunos metros. No muchos, sin descuidar la propia área. Desde otro centro casi convierte el segundo, salvó Muñoz en la línea. Berti leyó el momento y buscó recuperar ritmo y volumen de juego. Erró con el ingreso de Cruzado, pero acertó con el del joven Vieyra, que desbordó por las bandas y dañó a Arsenal aunque no estuvo fino a la hora de definir. De sus pies llegaron los mejores ataques, como el que definió Rodríguez, pero Echeverría milagrosamente contrarrestó en la línea.

Con los cambios, Newell’s recuperó el aire que había perdido, tomó oxígeno y se pareció más al del primer tiempo. Pero, para resguardar el empate, apareció la enorme figura de Campestrini, un arquero sobrio, sin estridencias, que se hizo grande en su área. Al rojinegro no le quedó otra que conformarse con las tablas. Mereció la victoria, su hinchada lo despidió con aplausos, pero quizás haya perdido la última gran chance que le quedaba.

Compartir: 

Twitter
 

n Casais se lleva la pelota ante el asedio de Maxi Rodríguez. Dividieron esfuerzos y puntos en Rosario.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.