libero

Lunes, 9 de marzo de 2015

FúTBOL › TENíA DOS GOLES DE DIFERENCIA Y TERMINó EMPATANDO EN EL MONUMENTAL

River mostró sus dos caras ante Unión

El conjunto de Núñez ganaba cómodo en el primer tiempo, con goles de Cavenaghi y Driussi, pero los santafesinos reaccionaron en la segunda parte y lograron la hazaña. Su próximo compromiso será el jueves en Perú.

 Por Daniel Guiñazú

Tan irreconocible fue el segundo tiempo de River que acabó malgastando todo lo bueno que había hecho en el primero. Y arribando a un empate que el público del estadio Monumental padeció en silencio como una continuidad ingrata del 1-1 copero de la semana ante los Tigres de México. Unión recorrió el camino inverso. Tuvo un arranque lánguido e insulso. Luego reaccionó y, con el repunte de sus mediocampistas, transformó el 0-2 inicial en un 2-2 que pudo haberse convertido en triunfo con algo más de certeza y poder arriba.

El partido ofreció dos etapas tan diferentes que cuesta relacionarlas entre sí. Nada de lo que sucedió al principio terminó sucediendo al final. El equipo alternativo de River (Gallardo guardó a los titulares para el partido del jueves con Juan Aurich en Perú por la Libertadores) jugó un primer tiempo sólido y alentador. A los tres minutos, Fernando Cavenaghi pescó una pelota que había quedado suelta en el área santafesina y adelantó a River en la carrera. Después, la diferencia se sostuvo con presión alta, buena utilización de los costados, la presencia de Ponzio en el medio y el retroceso criterioso de Cavenaghi para conectar con sus mediocampistas.

Cuando Sebastián Driussi (otro que tuvo un buen comienzo) anotó el 2-0 a los 29 minutos, tras un centro de Solari desde la derecha que dejó corto el rechazo del arquero Castro, una sensación de goleada inevitable e inminente empezó a recorrer todo el estadio. Mucho más si se contrapunteaba la superioridad nítida de River con las limitaciones de Unión, demasiada poca cosa por entonces. Demasiado resignado a un simple papel de probador.

Sin embargo, los papeles se trastrocaron. Y en el segundo tiempo River se durmió y Unión se despertó de su siesta. Leonardo Madelón, el técnico de los santafesinos, apretó las teclas correctas en el intervalo. Canjeó al inexpresivo Juan Rivas por Diego Villar y armó un 4-4-2 en el medio que abasteció de mejor manera a los delanteros Triverio y Gamba. Además, el juvenil Mauricio Martínez se afianzó como patrón de la mitad de la cancha e Ignacio Malcorra empezó a generar por la banda izquierda todo aquello que no había generado antes en medio de la intrascendencia.

Cuando a los 9 minutos de la segunda etapa Gamba recibió de Malcorra y resolvió por debajo de la salida de Chiarini, pocos, apenas algunos santafesinos dispersos en la inmensidad del Monumental, imaginaban que el empate podía ser posible. Pero ese empate llegó y fue justo. Porque mientras las buenas individualidades y el buen juego de equipo de River decayeron sin remedio (nadie pudo repetir siquiera la mitad de aquel buen rendimiento), la levantada pujante de Unión sólo encontró el techo de sus propias posibilidades.

Además, la mano de los entrenadores jugó lo suyo en el desenlace. Quedó dicho: Madelón acertó con sus cambios e incluso apostó a ganador, poniendo a un delantero (Claudio Guerra) por un lateral (Zurbriggen) para atacar con tres en el último cuarto de hora. Pero Marcelo Gallardo pareció tomar una decisión equivocada cuando a los 26 minutos lo sacó a Ponzio y lo puso a Tomás Martínez para volver a manejar la pelota. El partido lo pasó por arriba al juvenil. Y Unión, de tanto ir, alcanzó el empate: a los 29 minutos, Malcorra mandó un tiro libre al área de River y el pique en un piso en muy mal estado sorprendió a Chiarini, dio en el palo derecho y terminó en el fondo de la red. Para estupor de River, que terminó empatando un partido en el que bien pudo haber goleado. Y para satisfacción de Unión, que supo reinventarse después de un comienzo con la mente en blanco.


Estadio: River.

Arbitro: P. Loustau.

Goles: 3m Cavenaghi (R); 29m Driussi (R); 54m Gamba (U); 74m Malcorra (U).

Cambios: ST: 46m Villar (6) por Rivas (U), 62m Mora por Simeone (R), 71m T. Martínez por Ponzio (R) y Guerra por Zurbriggen (U) y 83m Caballero por Montero (U).

Compartir: 

Twitter
 

Tomás Martínez trata de evitar la marca de Caballero, mientras Cavenaghi mira de cerca con atención.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.