libero

Lunes, 28 de abril de 2008

CONTRATAPA › TELéFONO DE NADAL A FEDERER PARA ROLAND GARROS

Hay que esforzarse más, Roger

Si el suizo quería ganar la final de Montecarlo para convencerse de que el título en el Abierto de Francia es una posibilidad concreta, el español le dio un baño de humildad, venciéndolo, distanciándose en el duelo individual y ganando por cuarta vez uno de los torneos más glamorosos del circuito.

 Por Bill Scott

Desde Montecarlo

Rafael Nadal derrotó al número uno del mundo, el suizo Roger Federer, para sellar un histórico “poker” de cuatro títulos consecutivos en el torneo de tenis de Montecarlo, primer Masters Series sobre polvo de ladrillo del año. Nadal se tiró al suelo cuando la última devolución de Federer se fue larga para dejar el marcador en el definitivo 7-5, 7-5. No era para menos, pues no sólo se trataba del primer trofeo de 2008 para el español, sino de la primera vez que alguien encadenaba cuatro títulos en el Principado desde que lo hiciera el neocelandés Anthony Wilding entre 1911 y 1914.

“Para mí, éste es el mejor torneo del mundo”, aseguró Nadal tras el partido, que supuso además el vigésimo cuarto título de su carrera y el décimo noveno sobre polvo de ladrillo. “Esto es algo inimaginable.”

Federer, que desperdició un 4-0 a favor en el segundo set, bromeó resignado tras el partido al felicitar a su rival, que “como siempre” le derrotó sobre el polvo de ladrillo del Country Club.

El suizo, que nunca ganó el torneo monegasco, cayó también en 2006 y 2007 ante el español, que ya aventaja a Federer 9-6 en sus enfrentamientos directos. Además, sobre esta superficie, Nadal ganó seis de los siete partidos que disputaron.

“Rafa jugó genial, felicitaciones”, dijo Federer tras el primer “clásico” entre el número uno y dos del mundo en la actual temporada. “Estuve a dos puntos de perder en mi primer partido (ante el español Rubén Ramírez-Hidalgo), así que ya estuvo bien llegar a la final”.

Federer llegó a Montecarlo tras lograr la pasada semana en Estoril su primer título del año, en su debut sobre polvo de ladrillo. Ahora irá a Roma, pero sin su nuevo coach, José Higueras, al que dio descanso hasta Roland Garros.

Nadal, por el contrario, buscará en Barcelona otro “poker” de triunfos sin precedentes, camino de la gran cita del año, Roland Garros, donde también podría encadenar un cuarto título seguido.

Para Federer, París también es uno de los grandes objetivos del año, pues es el único Grand Slam que falta en su historial. Ganarlo, sin embargo, le exigirá más concentración y constancia que la que demostró en Montecarlo.

El suizo rompió dos veces el servicio de Nadal en el primer set, pero sólo para ver cómo el número dos del mundo lo recuperaba de forma inmediata. Y al final, después de poco más de 50 minutos, el español ganó el primer set con un sutil slice que superó la subida de Federer a la red e impactó en la línea.

El helvético volvió a romper el saque del español nada más comenzar el segundo set, pero en esta ocasión mantuvo la firmeza de su juego y aprovechó el bajón de su rival para ponerse 4-0. Todo parecía indicar que el partido se decidiría en un tercer set. Pero este tipo de cosas solo sirven para inspirar a Nadal, que a partir de ese momento ganó siete de los ocho juegos que se disputaron.

“En el principio del segundo set me tiré un poco atrás –explicó el español, que comenzó su recuperación cuando consiguió ubicarse un poco más metido dentro de la cancha–. Pero luego él cometió algunos errores y eso me ayudó. Sin esos errores es imposible remontar un 4-0 a Federer.”

El suizo cometió 44 errores no forzados, frente a los 20 de su rival. “Fue un segundo set decepcionante”, admitió el número uno, ganador de 12 torneos del Grand Slam. “Jugué de la manera correcta y luego lo dejé volver al partido”, lamentó. En cualquier caso, Federer, que ganó 20 de los 25 partidos que disputó esta temporada –una temporada que empezó con una mononucleosis que lo tuvo debilitado–, aseguró que sale con la confianza reforzada de Montecarlo.

“Presioné a Rafa y tuve la sensación de poder ganarle. Eso es algo que no sentí el año pasado (cuando Nadal ganó 6-4, 6-4)”, advirtió.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.