libero

Lunes, 26 de diciembre de 2011

CONTRATAPA › UNA APROXIMACION FILOSOFICA AL BARCELONA

Equipo salvaje

 Por César R. Torres *

Los preparativos de mi viaje a la Argentina me impidieron seguir la final del Mundial de Clubes. Sólo pude mirar en Internet los goles de la victoria barcelonesa y leer uno de los comentarios que acompañaban la noticia en el portal de un diario latinoamericano de gran tirada una vez finalizado el partido. Todo ello mientras terminaba de empacar antes de salir hacia el aeropuerto para embarcarme en el largo viaje desde el noroeste del Estado de Nueva York.

Los goles habían sido de gran calidad y, de acuerdo con el comentario, el rendimiento del Barcelona había sido, una vez más, superlativo. Arribado al país, la charla familiar, más allá de alguna diferencia de opinión respecto de algún jugador en particular, señaló el extraordinario despliegue futbolístico del Barcelona. Por su parte, los diarios argentinos y españoles que leí loaban al equipo de Josep Guardiola. Parecía no exagerar un periodista del madrileño El País al afirmar que “el Barça es el último revolucionario y uno de los más extremistas”.

Las lecturas seleccionadas para el viaje y la estadía en Argentina me ofrecieron una perspectiva diferente para comprender la cabal dimensión del juego que el Barcelona ha desplegado consistentemente en los últimos tres años. Hacía un tiempo que quería repasar Art as Experience, de John Dewey, y leer Philosophy Americana. Making Philosophy at Home in American Culture, de Douglas R. Anderson, dos libros encuadrados en la tradición de la “filosofía americana” (descripción discutible y discutida en tanto se refiere sólo a los Estados Unidos). Comencé por este último y ya durante el transcurso del primer vuelo el análisis de Anderson se mostraba relevante frente a los logros del Barcelona y su última conquista mundial.

En uno de los primeros capítulos de su libro, Anderson analiza el concepto de “acción” en el pensamiento de Henry Bugbee, para quien el wilderness (la tierra virgen o salvaje), literal y metafórico, representa tanto la posibilidad de la actividad filosófica como de una vida significativa. El wilderness invita a la acción, entendida no como la solución de problemas o el hacer mecánico, sino como el terreno para la adquisición y expresión de significado. Aunque potencialmente útil, Bugbee entiende que la acción fundamentalmente empodera y transforma porque demanda total atención y reverencia de lo que se hace. Así, la acción hace que en el wilderness nunca se esté totalmente perdido ni tampoco totalmente orientado. De alguna manera, la acción hace al wilderness. La acción tiene quizá correlato en lo que Dewey describe como experiencia: la unidad cualitativa que constituye, distingue, da sentido y consuma a la acción.

El Barcelona acciona en este profundo sentido. Obviamente no practica un fútbol mecánico o repetitivo. Tampoco se limita a solucionar problemas futbolísticos. Todo lo contrario: el Barcelona le da nuevo sentido al fútbol redefiniendo sus posibilidades. Y en ese proceso de redefinición lo enaltece como pocas veces se ha hecho. Esto fue demostrado en la final con el Santos, en el que sorprendió con una táctica descripta por los especialistas como 3-7-0. Sin delanteros netos, dominó totalmente el encuentro y convirtió cuatro goles. Puede aventurarse, siguiendo lo dicho anteriormente, que uno de los méritos de Guardiola es hacer del campo de juego un wilderness que invita a la acción creativa y espontánea pero unificada y coherente. La gambeta inasible de Lionel Messi conjugada con el ritmo integrador y superador del colectivo barcelonés lo representa. Inclusive en el destello individual, el Barcelona es un todo tanto identificable como encomiable.

Después de la final, Neymar admitió que “el Barça nos ha enseñado lo que es jugar al fútbol. Es una máquina”. Más que una máquina, el Barcelona es un equipo salvaje. El espíritu explorador (no explotador) de este salvajismo, de carácter innegablemente estético, merece el reconocimiento de todos aquellos que ven en el fútbol la posibilidad de una vida significativa en comunidad. Que continúe.

* Doctor en Filosofía e Historia del Deporte. Docente en la Universidad del Estado de Nueva York (Brockport).

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared