libero

Lunes, 13 de julio de 2009

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › EL AUSTRALIANO GANó SU PRIMER GRAND PRIX DE F-1 EN SU INTENTO NúMERO 132

Cocodrilo Webber

Es el primer piloto de su nacionalidad en ganar en el Mundial desde que Alan Jones venció en Las Vegas la tarde en la que Reutemann perdió el título de 1981. Nuevo 1-2 de Red Bull, esta vez en Alemania.

Ciento treinta y dos Grand Prix le tomó al australiano Mark Webber lograr su primera victoria en la Fórmula 1, la primera de un piloto de su país desde 1981, en el GP de Alemania disputado en Nurburgring, en lo que significó el segundo 1-2 consecutivo del equipo RedBull en el Mundial 2009, aunque esta vez con el orden alterado, ya que a diferencia de la carrera anterior, en Silverstone (Inglaterra), el alemán Sebastian Vettel llegó detrás de su compañero.

El resultado certifica que los coches diseñados por Adrian Newey pasaron a ser los más veloces de la F-1 en desmedro de los Brawn de Jenson Button y Rubens Barrichello, que apenas lograron terminar en quinta y sexta posición, detrás de la Ferrari de Felipe Massa y el Williams-Toyota de Nico Rosberg.

La superioridad de Webber fue tal que recuperó incluso el tiempo perdido en una penalización impuesta por los comisarios deportivos a causa de un toque en la misma largada con Barrichello. El australiano cumplió con un “pase y siga” en el giro 14 y luego recuperó la ventaja, aunque también lo ayudó la estrategia adoptada por Brawn, de la que el piloto paulista fue extremadamente crítico al final de la carrera.

“El equipo ha demostrado cómo perder una carrera, no porque fuera a ganar sino porque perdí muchos puntos. Es muy frustrante, sobre todo cuando se lucha por el Mundial”, comentó el veterano piloto de 37 años.

“Alguien que está en la punta en las primeras vueltas no puede terminar sexto. Mirando el campeonato, estaba bastante bien ser tercero. Estoy muy decepcionado por acabar sexto. Tuve dos problemas en boxes”, añadió, señalando que esos contratiempos en la recarga de combustible le hicieron perder primero seis décimas y luego cinco segundos. Con este resultado, Vettel y Webber lo superaron en el campeonato.

Tampoco Button, el líder del torneo, terminó satisfecho. “Mi carrera fue un desastre desde la largada. Me costó encontrar el ritmo adecuado por los problemas que tenemos para que los neumáticos alcancen la temperatura adecuada. Además se degradaron mucho al final de la carrera”, indicó.

“Sigo líder del campeonato, aunque ahora estoy por delante de otro piloto. Creo que me viene bien que Webber se haya colocado tercero, justo detrás de Vettel, porque así se quitarán puntos entre ambos”, dijo Button, que aventaja en 21 puntos al germano y en 22,5 al australiano. “Si el ganador hubiese sido Vettel, la situación podría ser peor para mí”, afirmó el ganador de seis de las nueve carreras disputadas, que ve que la superioridad técnica esbozada por Brawn en el arranque del torneo se esfumó.

Desde que Alan Jones ganó el GP de Las Vegas, el 17 de octubre de 1981, la tarde en que Carlos Reutemann perdió el título del mundo a manos de Nelson Piquet, que un australiano no subía al tope de un podio de Fórmula 1. “Este es un día increíble para mí. Sabía que tenía una buena oportunidad”, dijo Webber, que arrancó mal el año, sin poder hacer pretemporada a causa de una fractura de peroné tras un accidente de bicicleta, y que el sábado había logrado la primera pole-position en F-1.

“Tras la pole sabía que estaba en una buena posición para lograrlo. Sólo la lluvia podría haberme fastidiado, pero no llovió”, dijo Webber. La lluvia se largó al rato de haber terminado la carrera. “Cuando el equipo me dijo que tenía que cumplir la penalización, me sorprendió. Pero ellos me pidieron que me calmara.”

“Mark mereció totalmente la victoria porque estuvo imbatible”, dijo Vettel, su compañero, que venía de ganar en Inglaterra.

El subcampeón mundial, Felipe Massa, se subió al podio por primera vez en el año. “Extrañaba mucho estar entre los tres primeros –admitió–. Espero que este buen resultado sirva de motivación para todo el equipo para seguir trabajando hasta el final de la temporada y para tener un gran coche el año que viene”, afirmó.

Entre los ex campeones mundiales, el español Fernando Alonso (Renault) terminó séptimo y es noveno del Mundial (13 puntos), mientras que el defensor del título, el británico Lewis Hamilton (McLaren), fue último (18º) en Nurburgring, tras un incidente en la largada, y en el Mundial cuenta con una discreta undécima plaza (10 puntos). El finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) abandonó en la 35ª vuelta por problemas mecánicos y es décimo, también muy lejos de la pelea por la corona planetaria.

La Carrera

F-1. 9ª fecha, Alemania. Nurburgring, 60 vueltas, 308,863 km.


Pos. Piloto Auto Tiempos
1º Webber RedBull 1h36m43s310
2º Vettel RBR a 9s252
3º Massa Ferrari a 15s906
4º Rosberg William s a 21s099
5º Button Brawn a 23s609
6º Barrichello Brawn a 24s468


Promedio del ganador: 191,598 km/h.

Record de vuelta: Alonso, en la 49ª, 1m33s365 a 198,498 km/h.

Campeonato: Button, 68 puntos; Vettel, 47; Webber, 45,5; Barrichello, 44; Massa, 22; Trulli, 21,5.

Constructores: Brawn-Mercedes, 112 unidades; RedBull-Renault, 92,5; Toyota, 34,5; Ferrari, 32; Williams-Toyota, 20,5; McLaren-Mercedes, 14.

Próxima carrera: 26 de julio en Budapest.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.