libero

Lunes, 15 de febrero de 2016

TENIS › LA JOVEN PROMESA DEL TENIS AUSTRíACO LE GANó LA FINAL DEL ARGENTINA OPEN A NICO ALMAGRO

Thiem, un campeón que le gusta a la gente

Si bien por momentos se vio superado por el español, el flamante ganador del ATP 250 de Buenos Aires volvió a mostrar ayer su estirpe ganadora. Hizo la diferencia en los tie break y festejó en el Buenos Aires Lawn Tennis el cuarto título de su carrera.

 Por Facundo Martínez

El Argentina Open tiene un nuevo campeón: el ascendente austríaco Dominic Thiem, quien llegó al ATP 250 de Buenos Aires como número 19 del mundo y con los puntos obtenidos ayer superará esta semana su mejor marca en el ranking 18, que consiguió en mayo del año pasado. Thiem, de 22 años, deslumbró al público porteño cuando logró eliminar al primer favorito del torneo, el español Rafael Nadal, y volvió a hacerlo en la final frente al también español Nicolás Almagro, ex top ten y ahora número 72 del mundo, al que derrotó un partido ajustadísimo por 7-6 (2), 3-6 y 7-6 (4) para poner un corte en la racha de siete títulos consecutivos que habían quedado en manos ibéricas.

“Fue realmente un placer estar acá. Quiero agradecer a mi equipo, a los organizadores del torneo y, especialmente, al público argentino. Es una hinchada increíble, no sólo en el tenis, sino también en el fútbol y en otros deportes”, comentó Thiem, luego de alzar el premio de su cuarto título como profesional, tras los ganados la temporada pasada en Gstaad, Umag y Niza, todos sobre polvo de la ladrillo, su superficie favorita.

El austríaco, entrenado en Viena por Gunter Bresnik desde 2004, se mostró elogioso también con el Buenos Aires Lawn Tennis Club y su court central Guillermo Vilas. “Agradezco al torneo las canchas, que son casi tan geniales como las de Roland Garros”, manifestó, y por último, mientras recibía la ovación y los aplausos del público, que colmó el estadio a pesar de intenso calor de la tarde porteña, agregó: “Estoy muy contento y espero volver el año que viene”.

Cierto es que ayer “Dominator”, como lo apodan en el circuito, no pudo mostrar lo que había dado frente a Nadal, el primer clasificado del torneo al que eliminó en tres sets en semifinales. Ayer le costó todo un poco más frente a Almagro, ganador del torneo en 2011 y finalista al año siguiente, cuando cayó frente a David Ferrer, el segundo clasificado en esta edición del Argentina Open, al que eliminó en semifinales para alcanzar su tercera final en Buenos Aires.

Se mostró sólido Almagro y tuvo oportunidades como para quedarse con el título, pero Thiem, que había cometido más errores que frente a Nadal, supo responder en los momentos de definición. Almagro sudaba bronca por la derrota. El público en general lo había tratado bien durante el partido y supo reconocerle los puntos clave. Otro hubiera sido probablemente el resultado si el murciano, el jugador más ganador en el ATP de Buenos Aires, con 29 victorias y 10 derrotas, hubiera aprovechado la pelota de quiebre que tuvo en el quinto game de la tercera manga, en la que arrancó con un quiebre en el segundo juego que inmediatamente el austríaco recuperó. “Son muchas las emociones vividas aquí. Creo que esta ha sido la mejor edición del torneo y tengo que decir que tuve la suerte de perder esta final”, comentó Almagro, luego de recibir su trofeo como finalista.

No había sido bueno el comienzo de temporada para el español, una caída en primera ronda en Chennai, caída en segunda ronda en Australia, justamente frente a Thiem (6-3, 6-1 y 6-3). Sin embargo, en Buenos Aires hizo un gran torneo, con victorias sobre dos top ten, ya que antes de vencer a Ferrer (6) había sacado del cuadro al top ten francés Jo-Wilfried Tsonga (9). Para el vencedor, con excepción del duelo de semis ante Nadal (5), el cuadro fue accesible: Pablo Carreño Busta (64), Gastao Elias (142) y, en cuartos, Dusan Lajovic (79).

Si algo le faltó a Thiem ayer fue un poco más de lo que había mostrado el sábado frente al ex número uno del mundo y rey sobre polvo de ladrillo. En ese encuentro, al austríaco le sobró atrevimiento y decisión para ir a buscar los puntos más complicados. Ayer, en cambio, su poderosa derecha no lograba lastimar a Almagro, quien por otra parte le pegaba también duro y no le daba respiro. Hubo puntos clave que ganó con el revés paralelo, el golpe con el que de alguna forma le decía a Almagro, “aquí estoy, puedo ganar esta final”. Para colmo, luego de desaprovechar una chance para quebrar al murciano en el sexto juego del segundo set, se derrumbó y perdió cuatro juegos al hilo, sufriendo quiebres en el séptimo y noveno juego.

La tercera manga fue vibrante. Un quiebre por lado y una intensidad de parte de ambos finalistas que no encontraba tregua. Así se llegó a la definición. El público sentía la emoción del juego y tomaba parte. Almagro pareció tener el título a su alcance cuando en el tie break tuvo una diferencia de 3-1 a su favor. Pero Thiem, lejos de amedrentarse soltó un poco más de su energía desbordante, mostró su dominio desde el fondo de la cancha y, tras ganar tres puntos consecutivos y luego un mini quiebre más, se puso 6-4 arriba, con el saque de su lado. El último punto lo perdió Almagro, se fue largo con la derecha y Thiem se derrumbó de espaldas sobre el piso para festejar un nuevo título en su aún corta pero muy prometedora carrera. “Almagro es un rival duro en canchas lentas, el partido fue parejo y creo que en algunos puntos tuve suerte, eso también influye a veces y hoy (por ayer) estuvo de mi lado”, explicó Thiem, en la conferencia de prensa que brindó como flamante campeón. Allí aprovechó para volver a agradecerle al público. “Quiero agradecer el apoyo, me sirvió mucho en ciertos momentos en que estaba cansado”, agregó el jugador, que admitió sentirse más cómodo jugando sobre polvo de ladrillo, pero que fijó para esta temporada como objetivo “mejorar en superficies rápidas para ser un tenista más completo”. Si lo logra, no pasará mucho tiempo para que Thiem consiga meterse dentro del top ten mundial. Condiciones le sobran.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Alejandro Leiva
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.