libero

Lunes, 24 de diciembre de 2007

CAMPEON DE TC2000, SUBCAMPEON DE TC

ROSSI

El acelerador tiene quien lo acaricie

 Por Pablo Vignone

Si el Olimpia de Plata no es medida acabada, a esta altura, para calibrar la exitosa estatura de un deportista, quizás –en este caso en particular– alcance este otro dato: en el automovilismo argentino, uno de los deportes más populares del país detrás del fútbol y junto al básquetbol, se disputan dos campeonatos trascendentes, el de Turismo Carretera y el de TC2000. Sólo una vez en la historia fueron conquistados por el mismo piloto en el mismo año: lo hizo Juan María Traverso en 1995 cuando había superado los 40... Con 23 años, Matías Leonardo Rossi paró un cachito antes de empardar semejante logro, con su título en TC2000 (el segundo consecutivo tras el de 2006) y el subcampeonato de TC. Debiera alcanzar, para considerarlo como el volante más consumado de la temporada, ¿no?

No. Pese a semejante logro, Matías Leonardo Rossi prefiere no verse a sí mismo de la misma forma en que la cátedra lo mensura. ¿En serio? “No me siento el mejor –reacciona–. Sí sé que hice un año excelente, cumplí mis objetivos, pero...” duda, y no como una jactancia intelectual sino como una herramienta de instintiva superación. Los objetivos eran repetir el título en TC2000, lo que logró con tres triunfos y una facilidad llamativa para la corta disputa que suele caracterizar a la categoría, que no repetía un campeón desde 1993 (cuando Traverso...) y finalmente ganar carreras en Turismo Carretera, un anhelo que repitió y finalmente triplicó en la última carrera del año, en Buenos Aires, asegurándose el subcampeonato y acuñando el sello de su temporada.

“Yo nunca corrí para igualar la doble corona de Traverso –vuelve a bajar un cambio frente al especialista que quiere subirlo al pedestal a toda costa–. Me gustaría, si ocurre alguna vez, solamente porque sé que lo hizo el Flaco, que siempre fue mi ídolo. Pero lo que más me interesa es ganar el campeonato de TC, porque cumplo con una meta: siempre fui campeón de todo lo que corrí. Me pasó en el karting, en la Fórmula Super Renault, en el Tc2000... Ahora me queda el TC.”

A punto de bajarse del interminable habitáculo que ocupó simbólicamente durante 35 años, Traverso apuntalaba a Rossi con palabras de elogio. Y el 2007 trajo en la forma del manejo a la vez implacable y aplomado del pibe de Del Viso el recuerdo de aquel ídolo que le abriera el camino. Durante la temporada que se esfumó, Rossi consolidó un estilo expansivo, por momentos temerario pero sin perder nunca la chaveta, que venía de los tiempos del Flaco y que, en los años recientes solo Norberto Fontana había podido plasmar con relativo suceso. Pero el arrecifeño nunca pudo repetir su logro en el TC2000, lo que Rossi ya consiguió este año...

“A mí me falta mucho –insiste el chico que ya cree haber pagado derecho de piso y estar dispuesto a crecer dialogando en otro tono con el ambiente–. Todavía no me sale bien la clasificación. Me cuestan las vueltas rápidas”, admite casi con crueldad autoinfligida. De golpe abre las manos y expone las heridas. “A veces quiero ir más rápido que el auto, y entro pasado...”.

Se lo advirtió pasado en Oberá, Misiones, cuando quiso adueñarse del título de TC2000 dos carreras antes del final, como presionado. Había venido corriendo desde atrás, bajo la lluvia, y cuando sumó dos pequeñas equivocaciones que, juntas, hicieron un desastre, provocó una fenomenal seguidilla de apagado de los aparatos de TV. Sin Rossi en carrera, ¿qué carrera se podía ver? Tal el grado de paroxismo que el volante de Chevrolet generó en una tribuna ávida de emociones frente al crecienbte conservadurismo de los que crucerean la pista en busca de sumar puntitos.

En este rubro, queda claro, estamos más de acuerdo. “Sí, soy uno de los que les ponen pimienta a las carreras. Pero también están el Pato (Silva), Christian (Ledesma), Ortelli, los que venimos acelerando desde atrás.” Y lo confiesa: “Es una de las cosas que más me gusta de las carreras”.

Por fortuna.

Compartir: 

Twitter
 

Se considera con los objetivos cumplidos pero reniega del título de mejor piloto de la Argentina. Por suerte, no afloja.
 
LIBERO
 indice
  • Nota de tapa> EL FUTBOLISTA MAS DESTACADO DEL AMBITO LOCAL
    RIQUELME
    Protagonistas de un ciclo magnífico, trascendieron más allá del brillo y le pusieron su sello...
    Por Juan José Panno
  • NUESTRO MEJOR REPRESENTANTE EN EL EXTRANJERO
    MESSI
    Por Daniel Guiñazú
  • EL CORDOBES SE SUPERO EN UN CIERRE BRILLANTE
    NALBANDIAN
    Por Pablo Vignone
  • CAMPEON DE TC2000, SUBCAMPEON DE TC
    ROSSI
    Por Pablo Vignone
  • FIGURA CLAVE EN EL TRASCENDENTAL LOGRO DE LOS PUMAS
    HERNANDEZ
    Por Ariel Greco
  • EL CORDOBES SE CONSAGRO EN EL AMBITO INTERNACIONAL
    CABRERA
    Por Adrián De Benedictis
  • BASQUETBOL > HAY QUE SER BUENO PARA SUPERAR A GINOBILI...
    SCOLA
    Por Ariel Greco

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.