libero

Lunes, 15 de diciembre de 2014

RIVER VENCIó A QUILMES, PERO TERMINó COMO SUBCAMPEóN DEL TORNEO

La hazaña no se hizo realidad

El campeón sudamericano jugó uno de los peores partidos del certamen, pero le alcanzó para derrotar al último de la tabla. El único gol de la noche fue convertido por el uruguayo Carlos Sánchez, con una gran definición.

 Por Adrián De Benedictis

La hazaña no se pudo concretar. River tenía la ilusión de defender el título local y prolongar los festejos de la Copa Sudamericana; pero a pesar del triunfo ante Quilmes, la celebración fue para Racing. Si bien la euforia por el certamen internacional no se detiene, el último de los torneos cortos tuvo al equipo como gran protagonista, y la incógnita que permanecerá es saber si dejó escapar un campeonato que lo tuvo como dominador claro.

River se mantuvo como líder durante casi todo el desarrollo, y dejó esa posición recién en la 17ª fecha, precisamente al perder con Racing. Para ese día, la decisión del técnico Marcelo Gallardo fue presentar una formación alternativa, y la apuesta no le dio resultado.

Y por lo que mostró ayer en el Sur, el plantel pareció haber sentido cierta relajación para afrontar la última fecha, debido a que jugó uno de los peores partidos del torneo. Lo que transmitían los jugadores no tenía nada que ver con una definición por el título y frente al adversario más débil de todos, que finalizó en la última posición.

La gran definición de Sánchez en el gol, enganchando y definiendo con un remate de zurda, fue lo más destacado de la noche. El nivel de muchos jugadores no fue el mismo que venían mostrando en sus últimas presentaciones. A la falta de Teófilo Gutiérrez por una distensión ligamentaria, se le sumó Gabriel Mercado, quien sintió un dolor en la entrada en calor sobre el campo de juego. Su reemplazante fue el chico Solari, y River extrañó mucho al ex Estudiantes.

La despedida del año para River será igualmente difícil de olvidar. A la Copa Sudamericana obtenida el miércoles último, se sumó el torneo Final y la Superfinal bajo el mando de Ramón Díaz, en el primer semestre. El gran objetivo del año que viene será la Copa Libertadores, un torneo que la entidad ganó por última vez en 1996. El primer regalo de Navidad será el regreso de Pablo Aimar, quien a los 35 años realizará la pretemporada con el plantel, y allí determinará si está en condiciones de afrontar las competencias con el club en el cual debutó.

El partido de ayer fue suspendido cuando faltaban cinco minutos para el final, por incidentes producidos en la tribuna local. Los mismos barras de Quilmes hicieron que durante el primer tiempo el encuentro estuviera interrumpido dos veces, a partir de las bombas de estruendo que caían en el área de Barovero.

Lo más sobresaliente del local fue la ovación que recibió Rodrigo Braña en todo momento, ya que cumplió su último partido como profesional. El capitán fue el emblema de un conjunto que no evidenció respuestas en ningún momento, y que tendrá problemas serios para mantener la categoría dentro de un año, cuando finalice el nuevo torneo con 30 equipos.

El 2014 se va para River con nuevas estrellas y un futuro esperanzador, sobre todo por la identidad que le devolvió el entrenador Gallardo. Desde su llegada, la institución recuperó el juego que lo caracterizó a lo largo de su historia, y eso lo pudo coronar con un campeonato internacional tras 17 años.

Estadio: Quilmes.

Arbitro: Patricio Loustau.

Gol: 82m Sánchez (R).

Cambios: 60m Sarmiento (5) por Demelchori (Q), 63m Driussi por Solari (R), 67m Klusener por A. Fernández (Q), 69m Simeone por Cavenaghi (R), 84m López por P. Godoy (Q).

Incidencias: 85m el partido fue suspendido por incidentes.

Compartir: 

Twitter
 

Sánchez festeja su gol. Enganchó con la derecha y definió con el pie izquierdo.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.