libero

Lunes, 22 de septiembre de 2008

TENIS › ESPAñA, EL OTRO FINALISTA

Demasiado Nadal

 Por Sebastián Fest

Desde Madrid

España luchará en noviembre por su tercer título en la Copa Davis, tras sellar con un gran Rafael Nadal (foto) un irremontable 3-1 en la semifinal ante Estados Unidos. El número 1 del mundo trituró al estadounidense Andy Roddick 6-4, 6-0, 6-4 ante 21 mil espectadores en la Plaza de Toros de Las Ventas en apenas dos horas y 12 minutos. Luego, Feliciano López venció a Sam Querrey 7-6 (7-3), 7-6 (7-4), asegurando el 4-1 final. Finalista por sexta vez de la Copa Davis y campeona en 2000 y 2004, España se jugará el título en Argentina.

Aunque Nadal mostró un nivel notable, el cielo ayudó al español con una lluvia que retrasó una hora y 40 minutos el inicio del partido y transformó radicalmente las condiciones de juego. Los más de 600 metros de altura de Madrid ya no influyeron, porque la cancha, húmeda y recargada de polvo, beneficiaba tanto el juego de top-spin y bolas pesadas de Nadal como perjudicaba al tenis de ataque de Roddick.

Así las cosas, Roddick intentó primero algo muy difícil, cierto equilibrio entre un ataque franco y la resistencia a Nadal desde el fondo. La tarde, húmeda y fresca tras el intenso calor de viernes y sábado, pareció potenciar a Nadal, mucho más cómodo, intenso y dominante que en su complejo triunfo del viernes ante Sam Querrey. Fue el triunfo número 117 de Nadal sobre polvo de ladrillo contra sólo dos derrotas desde abril de 2005.

Demasiado Nadal para Roddick: ése fue el resumen del jugador estadounidense tras su derrota. “Intenté sacar abierto y abrirle la cancha, porque quedarse atrás aguantando contra Nadal no es posible. Era un riesgo alto y una recompensa alta. Pero creo que él es el mejor jugador de la historia sobre polvo de ladrillo, y no dejó ninguna pelota corta, eso explica el éxito que tuvo”, dijo el número 8 del ranking. “Creo que no se puede pensar en un escenario peor que enfrentar a Nadal en esta superficie.”

Dueño de diez triunfos y sólo una derrota –la de su debut– en singles en la Davis, Nadal martirizó a su rival. En los cambios de lado, Roddick pasaba junto al resto del equipo español y, abriendo los ojos, les decía: “¡Me está matando a palos!”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.