libero

Lunes, 12 de enero de 2015

FUTBOL › RONALDO

Con títulos y con goles para festejar a lo grande

El portugués obtuvo con el Real Madrid tres campeonatos, finalizando con el Mundial de Clubes en Marruecos, venciendo a San Lorenzo en la final.

 Por Ariel Greco

No hacen falta demasiados argumentos para justificar los merecimientos de Cristiano Ronaldo a quedarse con el Balón de Oro por segundo año consecutivo y por tercera vez en su carrera: alcanza con poner sobre la mesa los datos de los tantos que convirtió y los títulos que consiguió en 2014 para fundamentarlo. Pero el año del portugués no quedó limitado a goles y campeonatos. También se erigió en el indiscutido líder futbolístico de esa máquina de ganar partidos que fue el Real Madrid durante 2014, sobre todo en el segundo semestre.

Las estadísticas reflejan que anotó 31 goles en los 30 partidos que jugó la temporada pasada en la Liga para convertirse en el goleador del certamen, por encima de Lionel Messi. Y en la actual, en la que Real Madrid es el puntero con un partido menos, terminó 2014 como máximo artillero con 25 tantos en 14 encuentros, con un impresionante promedio de 1,78 gol por juego. A nivel continental, con 17 conquistas, lideró con comodidad la tabla de goleadores de la Champions League 2013/2014. A eso se le pueden sumar los cinco que lleva en la actual campaña, en la que los madridistas son el único equipo que logró seis triunfos en los seis encuentros en la fase de grupos.

En cuanto a títulos, el 16 de abril festejó desde la tribuna de Mestalla la conquista de la Copa del Rey tras superar al Barcelona. Una molestia en la rodilla no le permitió jugar, aunque había aportado dos tantos para dejar en el camino al Atlético de Madrid en la semifinal. Un mes después en Lisboa, otra vez ante los rojiblancos de Diego Simeone, levantó el trofeo más preciado, la Champions League, con el plus de haber sido el máximo anotador y el tercer mejor asistente de la competencia. Y, para completar el combo, en diciembre celebró el título del Mundial de Clubes al vencer a San Lorenzo en la final desarrollada en Marruecos.

No sería justo endilgarle su mala actuación con Portugal en el Mundial de Brasil para restarle méritos. De no mediar patrocinadores y de tratarse de la cita más importante a nivel selecciones, Cristiano Ronaldo no hubiese jugado ni un encuentro, como consecuencia de la tendinitis rotuliana que lo aquejaba. Por ese mismo motivo no participó de los amistosos previos, abandonó dos prácticas durante el certamen con hielo en la zona afectada, y disputó los tres encuentros de su selección con un aparatoso vendaje que no le permitía jugar con naturalidad.

Con la madurez de sus 29 años, Cristiano Ronaldo dejó de ser ese superatleta más preocupado en mirarse en la pantalla gigante del estadio que por el rendimiento de su equipo. Sin dejar de lado ese individualismo que lo caracteriza, ahora es un futbolista completo que se encarga de aportar todo su talento para que su equipo no pare de ganar títulos. Y así se transformó en el mejor futbolista de 2014 y merecedor del Balón de Oro.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.