libros

Domingo, 31 de octubre de 2004

PREMIOS

Qué belleza

Alan Hollinghurst ganó el Booker con una novela donde la sombra de Henry James se proyecta sobre la escena británica de los 80 dominada por Thatcher, las nuevas drogas y el sida.

 Por Sergio Di Nucci

El novelista que asegura leer a Henry James para mejorar su estilo y a Edmund White para tener mejor sexo ganó las 50 mil libras que otorga el premio Booker, el más esperado en la escena literaria británica. The Line of Beauty es la cuarta novela de Alan Hollinghurst y una historia en negativo de la era de Margaret Thatcher y el sida. Como en las tres anteriores del autor, es una obra austera y escandalosa a la vez, de amor y sexo masculino explícito en la más exigente prosa inglesa. Hollinghurst nació en Stroud, Gloucestershire, Inglaterra, en 1954 y estudió en la Magdalen College, Oxford. Trabajó en el Times Literary Supplement desde 1982 hasta 1995, y es un autor pródigo en éxitos literarios (ya había sido finalista del Booker diez años atrás y finalista del Granta al mejor escritor británico).
La singularidad de Hollinghurst radica en que escribe con entera independencia del mainstream de la literatura gay, de su confesionalismo, de su victimización, de su épica y sus heroísmos. Sólo por obra de las convenciones literarias (la primera persona, el estilo indirecto libre), puede el lector adormecer su ética, rendirse a la inercia e identificarse con los personajes de Hollinghurst. Porque, todo hay que decirlo, éstos suelen ser moralmente repelentes, aunque no en el sentido policial de los términos. La estrategia habitual del reivindicacionismo gay había sido presentar un calvario de nobles espíritus. “Vean qué buena gente que son estos hombres –nos decían los novelistas–, permitámosles vivir ese amor prohibido, que al fin de cuentas es su único defecto”. Hollinghurst detesta esta política de la seducción y emprende el camino diametralmente opuesto. Sus personajes no despiertan ninguna simpatía en el autor. Pero sí el amor de estas criaturas patéticas. The Swimming Pool Library (1988), la primera novela tenía como correlato a Billy Budd, el relato de Herman Melville donde un superior mata al mejor marinero del barco. Al igual que éste, en las novelas de Hollinghurst faltan por completo las mujeres (madres, hermanas, amigas, novias, amantes), pero esa ausencia promueve más bien el poder femenino, y no su debilidad.
En The Line of Beauty está Henry James, otro autor norteamericano, sobre cuyo estilo el protagonista Nick Guest compone una tesis universitaria. La novela comienza en 1983, exactamente la fecha en que culmina The Swimming Pool Library,la época en que estalla el boom de Thatcher, el despunte de ciertas drogas y el del sida. Como los protagonistas de James, Nick vive divididas sus fidelidades, entre la familia con la que vive y su pasión por el estudio, entre amores ricos y proletarios, entre experiencias tranquilizadoras y enervantes. Pero entre los extremos no hay, no puede haber una tercera vía, y si la hay ella será ilusoria, y fatal.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.