libros

Domingo, 5 de agosto de 2007

VALLEJO

La verba inflamada

Muy documentado, muy alterado, muy provocativo:
Fernando Vallejo y un réquiem para la Iglesia Católica.

 Por Rodrigo Orihuela

La puta de Babilonia
Fernando Vallejo
Planeta
320 páginas

Fue durante la Reforma Protestante que diversos teólogos comenzaron a señalar que la misteriosa “puta de Babilonia”, cuya aparición es anunciada en el versículo 17 del Libro del Apocalipsis, es la mismísima Iglesia Católica. Con posterioridad, algunos teólogos católicos rechazaron la hipótesis, pero sin lograr erradicarla del imaginario popular.

Es al tomar en consideración esta antigua comparación entre Iglesia y “la puta de Babilonia” que se entiende que el último libro de Fernando Vallejo, llamado justamente La puta de Babilonia, no es pura provocación sino que tiene una justificación teológica. Bajo la forma de un ensayo, el libro es en realidad un elaborado obituario de la Iglesia Católica, a la que Vallejo considera moribunda, y en el que el autor hace lo que rara vez se persigue en los obituarios, casi se diría lo contrario: enumerar a raudales las vilezas y ruindades del muerto.

Vallejo parece disfrutar atacando a ciertas instituciones y personajes importantes, como lo demostró hace poco con un mordaz artículo en una revista colombiana contra el rey de España ante una visita del monarca al país, como ha hecho en reiteradas oportunidades contra el presidente colombiano Alvaro Uribe (a quien alguna vez llamó “marica”, como a tantos personajes políticos de su país) y como hace ahora contra la Iglesia. Al ver con cuánta fuerza arremete contra tanto poderoso, uno se pregunta si el autor de La virgen de los sicarios es valiente o inconsciente. La duda queda disipada enseguida al leer en detalle cualquiera de sus escritos. Los ataques de un inconsciente se resquebrajan solos, porque se elaboran en medio de una furia enceguecida y no tienen fundamento. Sin embargo, Vallejo lanza sus violentas diatribas desde el desprecio racional y documentado, tejiéndolas a base de puros datos históricos que respaldan cada afirmación, como demuestra en La puta de Babilonia.

El libro es un recuento de los crímenes, hipocresías, mentiras y contradicciones de la Iglesia: Papas que eran padres de otros Papas, descripciones divergentes sobre Cristo y la permisividad y cooperación de la Iglesia con asesinos y genocidas, son sólo algunos de los ingredientes de la explosiva enumeración. Todo el libro está coronado por el filoso tono burlón de quien señala al malo de la película para ridiculizarlo. Como excelentes muestras de este tono pueden tomarse el momento en que el autor se pregunta cuál de dos vírgenes, si la Inmaculada Concepción o Nuestra Señora del Rosario, fue la madre de Jesús, llegando a la conclusión de que “ni la una, ni la otra. Ambas dos juntas al mismo tiempo y a la vez, pero sucesivamente y según proceda y convenga”; o cuando define a Ali Agca como “un turco estúpido” porque falló en su intento de matar de un balazo a Juan Pablo II, “el Papa que más y mejor pudo haber ayudado a la humanidad, pero que optó por no hacerlo”, afirma Vallejo.

Si bien la contundencia de los datos presentados en La puta de Babilonia queda de a ratos opacada por la enérgica y personalísima voz y verba de Vallejo, es precisamente su voz lo que hace a la esencia del libro, ya que cada insulto, cada dato tenebroso o cada anécdota truculenta están elegidos meticulosamente como pieza esencial en el mecanismo de un proyecto mayor: defenestrar a la Iglesia a través del recuento de sus propias incoherencias y falsedades históricas, puesto que es la religión más criminal de todas, junto con el islamismo.

Si el desarrollo del libro es desolador, la conclusión no es más optimista. Para Vallejo, el islamismo se prepara para tomar el lugar de la moribunda Iglesia Católica y convertirse en la nueva religión dominante sin que nada mejore en el mundo con el cambio. Eso sí, no cabe duda de que si para algunos el significado del concepto de La puta de Babilonia sigue siendo un misterio, para otros dejará de serlo tras leer este libro.

Compartir: 

Twitter
 

El papa Inocencio X de Velazquez. (Francis Bacon)
 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.