libros

Domingo, 16 de marzo de 2008

NOTICIAS DEL MUNDO

Licencia para plagiar

El próximo 28 de mayo van a cumplirse cien años del nacimiento de Ian Fleming, el creador del legendario James Bond. Pero sus herederos no están dispuestos a recibir ningún regalito inesperado. Eso demostraron al “proponer” algunos cambios de The Battle For Bond, una obra que investiga un episodio de plagio en que se vio envuelto Fleming. Parece que la idea de que Bond pasara de ser el despiadado misógino de Casino Royale, su primera novela, al mujeriego simpaticón y, dicho sea de paso, muy rentable de Thunderball la tomó del productor Kevin McClory y del guionista Jack Whittingham, que hacia 1958 iban a ser los encargados de adaptar la primera película del mítico agente. El chiste le costó a Fleming 50.000 libras, la obligación perpetua de aclarar en futuras reediciones la fuente de inspiración y, según algunos, su propia muerte. Lo cierto es que el libro que se propuso meter el dedo en la llaga de la polémica se topó con las quejas de los herederos del escritor. El reclamo consiste, básicamente, en que se retiren de la tirada seis documentos judiciales que corresponderían a la fundación Fleming. Así que en mayo se publicará una segunda edición sin esos conflictivos documentos. Y aunque las librerías no se vieron obligadas a sacar de circulación la obra original, Amazon decidió cortar por lo sano y dejó de vender el libro.

El rey de Harlem

Poco antes de morir, Arthur Miller decidió entregar en mano del escritor Christopher Bigsby cientos de papeles personales que se había preocupado de ocultar durante toda su vida, por miedo a que algunos confundiesen los tantos entre vida personal y literatura. Ahora, el amigo que seguramente juró ser una tumba y guardar celosamente el secreto, está por lanzar una biografía en la que comenta dos novelas y cinco cuentos inéditos, escritos entre 1930 y 1955. Uno de los cuentos, titulado “Shleifer, Albert, 49” trata casualmente de un viajante que se suicida. El autor de la biografía y fundador del Centro Arthur Miller en Inglaterra reveló también que aunque aún hoy es considerado un autor realista, sorprende el carácter experimental de los primeros escritos de Miller. Por su parte, en una de las novelas –interrumpida luego de 180 páginas– Bigsby se asombró al encontrar hasta qué punto Miller atacaba las injusticias del racismo norteamericano, “adelantándose incluso al movimiento de los derechos civiles”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.