m2

Sábado, 10 de enero de 2009

Sobre ruedas

Por lo aspiracional o por la información genuina que maneja, al skate le sobra contenido para crear marcas propias y proveer ajenas. Aquí hablan los protagonistas, profesionales de una cultura que supo ser discriminada y hoy lleva la voz cantante de tendencias de las que el diseño abreva.

 Por Luján Cambariere

De afuera vale hacerse todo tipo de conjeturas, porque a juzgar por las marcas propias que ostentan y la infinidad a las que dan letra, es claro que el skate marca tendencias y carga de contenido al diseño. Una relación, por otra parte, justificada con datos concretos desde su nacimiento. Puertas adentro, los protagonistas, profesionales de la disciplina, diseñadores por otra parte de varias etiquetas, atribuyen a la pasión y valores olvidados –amor por la ciudad, la naturaleza, lo colectivo–, el secreto de su éxito a la hora de aportar al diseño.

Hermandad skater

En búsqueda de profesionales fuimos a Krial. La joven y primera marca argentina de zapatillas para skaters diseñadas exclusivamente por su team profesional –Rubén Ferrari, Gianni De Gennaro, Enrique “Quique” Rosso, Mariano González, Agustín Gómez y Luciano Cristóbal–. Reunidos en dulce montón en el local que acaban de inaugurar en Palermo (Gorriti 4954), sentados como debía ser en sus respectivas tablas y con una cordialidad a cuenta de una actividad que no tiene fronteras entre países, edades y clases sociales, estos promodels (como se los llama) se ocuparon de explicar a m2 esta vinculación:

–¿Cómo es la relación skate-diseño?

M. G.: –El skate está relacionado con el diseño desde que empezó. Hay un montón de tendencias urbanas que nacen del skate y después las adoptan las marcas como Calvin Klein, Nike o Reebok. El primer stencil que se hizo en la calle lo hizo en el ‘86 un skater, que ahora fue uno de los responsables de la campaña de Obama. Además de chiquito vos te comprás una tabla y ¿qué hay debajo?... un dibujo relindo. Entonces ya la relación con el diseño gráfico y las artes visuales se va construyendo de forma inconsciente. El skate es muy visual. La tabla, los posters, las calcomanías, todo es diseño. De hecho las revistas de skate son ejemplos por su diseño en todas las universidades del mundo.

–¿Y cómo llegan a ser marcadores de tendencias?

G. G.: –Eso fue desde siempre también. Ahora los pantalones anchos se bajaron un poco, pero en una época hasta mi papá los usaba, cuando primero los criticaba.

R. F.: –Es maravilloso ver cómo se adapta la moda a los cambios que proponen los skaters. Suena pedante que nosotros lo digamos, pero es así. Y lo vamos viendo siempre. Te digo algo muy actual: el uso de batik en las remeras. Eso lo retoma hace poco tiempo una crew de Canadá de estilo más hipón. Y ahora lo ves en marcas recaretas. Se fue contagiando. El jean ajustado, el velcro, las remeras grandes, los gorros, los bermudas. Todo nace ahí. De hecho, por eso tantas marcas como Adidas contratan skaters.

M. G.: –En el ‘86 íbamos con Willy, el cantante del grupo Masacre, por la calle y nos gritaban ridículos por usar gorros. ¡¡¡Gorros!!! Y te bajaban del colectivo por llevar bermudas. Cuando el ochenta por ciento del diseño de las marcas de indumentaria, por ejemplo, de jóvenes, ahora está tomado del skate.

–¿Qué tienen para ser una especie de termómetro de lo que se va a usar?

E. R.: –El skater tiene su música, horarios, eventos, su mundo aparte. Es cultural.

G. G.: –Tenemos una mente bastante abierta, venimos educándonos hace muchos años y no pensamos sólo para acá. Yo vivo acá, pero soy como un turista, el panorama nuestro es mundial. Sabemos y conocemos calles, plazas, baldosas de Berlín, Jamaica, Barcelona.

M. G.: –Y fundamentalmente amamos lo que hacemos. ¿Una carrera de diseño tarda cinco años? Nosotros andamos en skate hace más de 20. Yo además tengo mi propia marca de ropa V.O.G. (Viviendo otro goce); él, un local de skate; Gianni trabaja de diseñador para Cristóbal Colón.

–¿Qué les llamó la atención a ustedes en su momento?

R. F.: –Yo creo que la imagen del skater es muy fuerte. Lo digo por experiencia propia. Me acuerdo como si fuera hoy de cuando iba de la mano de mi mamá y vi por primera vez uno. Impacta su personalidad. Iguala la pasión.

M. G.: –En la época que empezamos nosotros (rondan los 30 y pico) era muy underground y lo vimos como algo nuevo. En el ‘84 no hubiéramos estado nunca sentados acá hablando de skate. Después es tan infinito a nivel deportivo, siempre hay algo nuevo que aprender, un nuevo lugar para andar, un amigo, que es apasionante.

–¿Qué los hermana como filosofía?

G. G.: –Muchas cosas, pero la esencial es disfrutar con los amigos. El skater es muy amiguero. No hay competencia. Hasta en los campeonatos vos querés que a tu amigo le vaya bien. Eso no pasa en otros deportes porque nosotros queremos que el deporte crezca. Porque además esto va más allá del deporte. Es cultural. Un estilo de vida. Los únicos frenos para nosotros fueron las lesiones.

E. R.: –El deporte te va educando para la vida, unión, seguridad, equilibrio. Te da paciencia, perseverancia, hay pruebas muy difíciles. Y eso ayuda mucho en la vida, en el diseño. Hay tanta gente que no es natural y nosotros somos auténticos.

G. G.: –El equilibrio es todo.

–¿Cómo surge Krial?

R. F.: –La mayoría nos conocemos desde niños. Por el skate, recorriendo la ciudad. Por esta hermandad.

M. G.: –Que por otro lado es mundial. Vos sabés que podés ir por el mundo con tu mochila y casa y comida nunca te van a faltar.

R. F.: –Volviendo a Krial, en el 2000, Esteban, uno de los dueños, traía una marca de zapas de Sudáfrica para la cual yo corría. Pero con la crisis y la devaluación fue imposible seguir trayéndolas. Además era una marca nueva. Entonces empezamos a pensar en hacer una marca nacional con zapas de skate y, un año después, empezamos. Yo comencé a armar el team de skate que es esta familia que tenemos acá. Durante un año hicimos marketing, publicidades sin zapatillas y un boca a boca que el día que salió al mercado ya estaba todo el mundo esperando.

M. G.: –Krial tiene algo único, que esto de ser la primera marca argentina de zapatillas de skate dirigida por skaters, diseñada por skaters. Esto no había pasado nunca en el país.

R. F.: -–Además de ser la primera marca en Sudamérica en hacer promodels, poner la firma del corredor, ryder, en una prenda.

–¿Por qué skaters diseñando?

A. G.: –Anduviste de chico toda tu vida, probaste todas las marcas de zapatillas, todos los modelos, ya sabés cuáles son los detalles que más te convienen o te gustan a vos, combinaciones de muchas cosas.

–¿Qué importa más a la hora del diseño: la estética, la funcionalidad?

A. G.: –Todo empieza por la comodidad y la forma.

M. G.: –Pero después cuenta todo. Capaz es muy funcional, pero no te gusta la estética. O al revés.

G. G.: –Las nuestras tienen mucha aceptación. No son tan bolas, grandes. Sino más simples y planas.

–¿Qué les resulta inspirador?

M. G.: –La amistad que no tiene edad, la ciudad, nos fijamos mucho en la arquitectura. Observamos mucho porque vivimos intensamente la ciudad. Conocemos plazas en República Checa, Barcelona. Pero no desde el tour. Nosotros conocemos cada baldosa rota.

–¿Los copian mucho?

M. G.: –Sí, todo el tiempo. Cuando hacés lo mejor, te van a copiar siempre. Como lo hacemos de corazón, sale lo mejor porque es espontáneo.

A. G.: –Los abrojos, las zapas con tres cordoncitos o la pancha que no tiene nada, la textura de los jeans gastados, los jeans rotos, la ropa grande.

–Una paradoja cuando han sido tan discriminados...

G. G.: –Este país es tan difícil, no es Brasil donde es el segundo deporte o Estados Unidos donde se practica desde en las escuelas hasta en las cárceles. Argentina discrimina mucho, sobre todo, lo que sea disfrute. Te gritan: “Andá a laburar o andá con una mina”. Al argentino no le gusta disfrutar y al que disfruta, palo. ¿Quién es el blanco más fácil? El que tiene luz.

E. R.: –Los argentinos somos de los mejores del mundo, a pesar de que no hay pistas públicas. Siempre está el rebusque, la calle es el desafío, que te hace más habilidoso.

M. G.: –La cancha es la calle misma y eso es lo más lindo de nuestro deporte. Por eso nuestra lucha es que se haga una pista pública en la ciudad. Nosotros éramos los únicos 20, ahora somos más de 10.000.

Diseñador & skater

Nacho Cattáneo cuela en ambos frentes. Skater desde los 12 años, ahora de forma profesional, y diseñador gráfico egresado de la UP. Corre y diseña para firmas como Magma, Converse para quien diseña la línea de remeras, y Rusty, para quien diseña gafas. Además de las gráficas de Krial y eventos en su función de Student Brand Manager para Red Bull, algo que explicará a su tiempo.

–¿Cómo surgen y se unen en vos diseño y skate?

–Ambas desde chico. Diseño y skate son formas de expresarse, comunicarte a vos. Cada artista tiene un estilo, cada skater tiene su estilo. Para mí hoy es muy simple, ya que además de correr para algunas firmas, trabajo de diseñador para ellas.

–¿Por qué el skate está tan relacionado con el diseño?

–Los skaters consumen muchas revistas de skate donde hay mucho diseño. Muchos artistas hacen colaboraciones en esas revistas. Somos fanáticos de las calcomanías, las zapatillas. Todo es material que venís consumiendo desde chico. Además son personajes muy informados, que están todo el tiempo bajando o subiendo data de la web. Una gran familia.

–¿Qué prima? ¿Funcionalidad o estilo?

–La funcionalidad es básica. Que la indumentaria sea cómoda, que a las zapas no se les despegue la suela, que tengan costuras. Y la estética también porque es lo que vos querés transmitir. Por eso en las estampas de las remeras suele haber códigos con palabra o nombres de pruebas.

–En tu caso, siendo diseñador: ¿te molesta que diseñen skaters?

–Al contrario, siempre es mejor. Como para sacar fotos de skate hay que andar. Porque si no son tomas que no son funcionales.

–¿En qué consiste tu trabajo para Red Bull?

–Soy una especie de líder de la marca en una universidad. Hago acciones de marketing. Como plan de acción de este año, hice los skateworkshops en varias universidades o escuelas de diseño. Talleres donde damos charlas sobre la evolución de los gráficos de las tablas de skate desde los ‘70 y por último les damos una tabla a cada alumno y los materiales –aerosoles, pinturas, acrílicos– para que se expresen en ese soporte.

–¿Qué te inspira?

–Lo que pasa en la calle, situaciones, gestos de la gente, la agresividad que veo cuando salgo a andar en skate. Los viajes. Además ahora fundé una agencia de modelos skaters, Undergrind, para proveer no sólo modelos, sino todo lo relacionado al skate –alquiler de rampas, indumentaria y equipos, entre otros–.

www.krial.com.ar, www.krial.wordpress.com, www.undergrind.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.