m2

Sábado, 7 de diciembre de 2002

Fiesta alternativa

De blanco radical, pop hasta el kitsch, rodeadas de luces, las Fiestas pueden escaparle a la estética de Papá Noel, el arbolito y el muérdago impresentable.

 Por Luján Cambariere

Llegan las Fiestas y los alérgicos al arbolito, las guirnaldas, los renos, los Papá Noel musicales, las campanas, estrellas y aromas del bosque, se ponen a temblar. El shock estético, sin embargo, no es excusa suficiente para huir del clima festivo. Lo que hay que hacer es exorcizarlo también desde la estética, expulsar los malos espíritus para augurar un nuevo comienzo. Aquí sumamos algunas ideas para escapar a la decoración tradicional y vestir la casa de fiesta.

Magia blanca
Guiados por el postulado del arquitecto Mies van der Rohe del “menos es más”, los que busquen adherir a este estilo deben ser contundentes. Es que, para que dé su efecto, la opción por el blanco debe ser radical. La puesta puede apelar a un mantel o individuales de algodón, papel o, los que cuenten con ese privilegio, lino. La vajilla es enteramente blanca, las copas transparentes y las velas son flotantes, redondas, cuadradas o en versión fanal, pero siempre blancas.
Los arreglos de la mesa se arman en base a distintos recipientes de cerámica o vidrio con flores naturales de estación, como jazmines, margaritas o lirios. Otros detalles que suman: las linternitas o farolitos producidos con papel. ¿Unico tono admisible? Algún que otro adorno plateado o detalle en versión natural como pueden ser frutos secos -nueces, almendras– distribuidos a piacere por las mesas –dicen que traen buena suerte– o algún arreglo con ramas.

Fiestas pop
¿Quién dijo que no se puede sintonizar el clima festivo en versión retro o casi kitsch? Acá de nuevo hay que ser drásticos, llevándolo hasta las últimas consecuencias. Para echar por tierra cualquier preconcepto, sólo basta con algunas claves. Armar la mesa con individuales de géneros plásticos estridentes, servilleteros de PVC y copas o vasos de vidrio o plástico en tonos chillones. Dar nueva vida a distintos artefactos mediante lamparitas de colores, las bolas de cristales propias de las discotecas o los farolitos chinos siempre que sean en amarillo, rojo o verde. Los arreglos se arman en base a pompones de plush o toalla, almohadones con formas de corazones de peluche y todo tipo de souvenirs de antaño como las esferas de cristal pisapapeles con motivos navideños. Otro recurso es llenar frascos con golosinas tipo gomitas o chupetines, armar cortinas con flores de papel, lentejuelas o cuadrados de plástico. Por último, los que se animan a ir por más, puede cocinar galletitas o rosquitas con glasés de colores y decorar el árbol con ellas.

Ideas luminosas
La iluminación es otro tema clave que permite vestir la casa de fiesta con pocos recursos. Simplemente llenando todos los ambientes (living, cocina, dormitorios) y exteriores con guirnaldas de lucecitas de colores, ristras de cables con lamparitas enfundadas en farolitos chinos, conos de papel hechos a mano o los tubos de plástico transparente con lucecitas que se venden en los bazares. ¿Otros recursos lumínicos? Hacer arreglos en base a ramas como las de sauce eléctrico o mimbre, a los que se les colocan ristras de lamparitas varias.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice
  • Nota de tapa
    Fiesta alternativa
    cómo escapar a la estética navideña rumbo al minimalismo y el pop
    Por Luján Cambariere
  • EL PROYECTO DEL PARQUE CABALLITO. HISTORIA DE UNA GESTIóN PARTICIPATIVA.
    La construcción del vacío
  • CON NOMBRE PROPIO
    La Hormiga emergente
    Por Sandra Russo
  • CAL Y ARENA
    Cal y arena

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.