m2

Sábado, 28 de marzo de 2009

Días de Feria

La novena edición de la Feria Puro Diseño, que cierra mañana en la Rural, ofrece una amplia gama de accesorios, productos verdes y piezas en fieltro.

 Por Luján Cambariere

Desde el lunes pasado y hasta mañana, el pabellón Azul de la Rural es escenario de la Feria Puro Diseño. En el balance, que se impone, sobre todo al tratarse de la novena edición, hay por lo pronto un debe y un haber. A favor, su continuidad. Es la única que ha quedado en pie desde el 2001, cuando el diseño local volvió a tomar protagonismo. En el debe, sobre todo si uno recuerda sus inicios, lo relegado –por el carácter que fue tomando la feria– que fue quedando el diseño de mobiliario y objetos, casi inexistente frente a la enorme oferta de indumentaria y accesorios –bijou, carteras, zapatos– que se venden en la feria.

Fieltro, el material

Sorprende para bien la elección de muchos diseñadores que a la hora de innovar decidieron hacerlo a través del rescate de un material noble, ecológico y por tanto tiempo olvidado como es el fieltro. Material bellísimo, que nace a partir de una técnica textil muy antigua que se obtiene a partir de apilar capas de lana (o pelos) y adherirlas aplicando vapor y presión. El proceso de afieltrado es muy simple, por ello puede realizarse no sólo a escala industrial sino también a nivel doméstico.

Mucha bijou –aros, prendedores y collares–, vestimenta –faldas, sacos, zapatos– (de la etiqueta Oveja Reina, entre otras) y hasta objetos. Para destacar, el trabajo de Marleen Wentzel, una antropóloga devenida diseñadora, quien desde su marca Tikay Artes & Lanas ofrece hermosas piezas –desde coloridas cubreteteras, pasando por móviles, almohadones y macetas–. “Un proyecto independiente de artesanía textil que intenta revalorizar, desde una mirada antropológica, el trabajo artesanal y el diseño sustentable. A partir del uso de lana virgen realizo piezas contemporáneas, creativas y ecológicas, fusionando técnicas textiles ancestrales con diseños actuales. El objetivo es desarrollar productos irrepetibles, que permitan disminuir el impacto ambiental, manteniendo un alto valor estético y decorativo”, resume Wentzel. Además, dentro del grupo apodado por los organizadores de la feria “La Selección”, se destaca Planar, etiqueta conformada por Pablo y Natalia Di Muzio junto a Lucila Flombaum, que se dedican al fieltro de lana industrial. “Producción argentina, biodegradable, de baja tecnología y con propiedades formales que pueden ser adaptadas a necesidades cotidianas”, aclaran, sobre sus accesorios y línea hogar de individuales, alfombras y posavasos, entre otras piezas, que además, sostienen, tienen una misión social.

Verde, la tendencia

Verde que te quiero verde, porque el calificativo de sustentable en algunos casos les queda un poco grande. Aunque sí, una clara oportunidad para el Sur, para muchos diseñadores, la de usar descartes como materia prima o el reuso de otras piezas o materiales para generar nuevos. Así el caso de Ramiro Cairo de Doméstico, que además de tus Tevés –espejos diseñados a partir de frentes de televisores de los años ‘60, ‘70 y ‘80– y las PC-Era –luminarias diseñada con circuitos impresos de PC de los ‘90– presenta los Boludos, “homeless del mundo tecnológico”, como él define a sus muñecos diseñados a partir de válvulas de televisores. Y Los Pérez, migueros o limpiadores de migas del mantel que nacen a partir de mouse de computadora desechados.

Del corredor central del salón, justamente apodado Verde, varios exponentes de un segmento que resulta el más accesible para la experimentación como es la bijou. Tal el caso de Ni chicha Ni limonada, de la diseñadora de indumentaria María Soledad Bosio, que ofrece anillos, aros, collares, prendedores y pulseras hechos con cables de luz y teléfono viejos, en algunos casos fundidos para lograr nuevas texturas. O los bellos collares hechos con el descarte de una fábrica de botones que produce la dupla formada por Rocío González y Lucas Campodónico que forman Greca. Quienes también comenzaron a reutilizar las planchas perforadas de la botonería como revestimiento. En plus, mucho bolso y cartera con descarte de vinílicos de publicidad –banners y gigantografías– como los de los diseñadores industriales chilenos Pamela Castro y Felipe Ferrer de Modulab, quienes hacen bolsos con carteles de la industria del cine o los de Neumática, marca que trabaja bajo el lema “que sigan rodando”, transformando cámaras de autos, camiones, colectivos y bicicletas en productos y accesorios de moda de uso cotidiano como bolsos, morrales y carteras de todo tipo.

Por último, la arquitecta Mónica Cohen, directora de Design Connection y Remade Argentina, armó para la ocasión su casa sustentable Pura Vida. A saber, paredes de envases de gaseosa, revestimientos en cuero reconstituido de la firma Tergus, el mobiliario, como la mesa de luz Mime, de Estudio Kotta en Corian debido a que la nueva paleta incluye colores con un importante contenido reciclado (“En el proceso de manufactura, las placas dañadas y los residuos son utilizados como materia prima y compuestos para las nuevas placas, contribuyendo con los crecientes desafíos de incorporar materiales cada vez más sustentables”, explican desde Dupont) y de los de Arqom con madera certificada o descartada por los aserraderos en Chaco, entre otros. Además de los colchones de Artesano de Sueños fabricados a la vieja usanza por manos artesanas (5 generaciones de maestros colchoneros) y con fibras naturales como algodones, crin de caballo, yute, sisal o látex natural, electrodomésticos bajo consumo by Philips, luminarias hechas con maderas de árboles caídos en tormentas de Alejandro Palandjoglou y en la cocina, la S.Lav, un sistema integral de lavado en chapa pintada y fibra de vidrio diseñado por Juan Solari Howard con la premisa de optimizar espacio, tiempo y sobre todo, hacer un uso racional del agua, entre otros.

Gourmet, la perlita

Farinetas, emprendimiento de la diseñadora industrial Montse Capdevilla y Natalia López, que ofrecen galletitas a medida. Nada de metal, plástico o madera, la materia prima de esta proyectista es harina, huevo, vainilla y mucho glasé estridente con los que diseña los más variados motivos que por encargo pueden oficiar de promo, regalo empresarial, de cumpleaños, nacimiento, aniversario o souvenir.

Además, en el sector dedicado a “La Selección” el estudio Designplus de los diseñadores industriales Mariano Santa Cruz y Emilio Libera, presentan algunos de sus productos para la firma italiana Bialetti como una cafetera Cioccolata & Capuchino.

En plus

Para destacar, el impecable stand de los Concreto Art, un ejemplo de proyecto socialmente sustentable del que hemos dado cuenta en este suplemento, ya que desde el inicio de sus actividades en su fábrica en Quilmes dan trabajo y enseñan un oficio a muchos jóvenes que no tenían una posibilidad laboral. Así como las nuevas propuestas de Ego, que ya hace tiempo dejaron el garaje en el que empezaron en su Córdoba natal y hoy ostentan una fábrica, ventas internacionales y una iniciativa probada, ya que siempre llegan a esta cita obligada para ellos con novedades. ¿Para esta edición? La colección Nature con las lámparas Filo con capas de diferentes colores para lograr un efecto de calado y la Fly símil gaviotas, entre otras. Y las de la familia Fog como las de madera de haya laminada (Nubis u Onion). Además de una impactante araña de cromo y Difolam de 44 focos, tres metros de alto y dos de diámetro, que corona su stand y ya fue vendida para varios casinos del país, como el de Zapala y Carlos Paz.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Gustavo Mujica
 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared