m2

Sábado, 31 de octubre de 2009

Registros suburbanos

 Por Matías Gigli

De las diversas aproximaciones a un registro del hábitat, una vía posible es el color y el dibujo. Las pinturas de Florencia Wagner en una muestra en la Sociedad Central de Arquitectos mostraron imágenes de lo suburbano. Se trata de una arquitecta tucumana que pensó y pintó arquitecturas desde su lugar. El indicativo de suburbano refiere su producción a la interrelación entre una arquitectura de orden cultural y artificial y el límite de campo vinculado con lo natural.

Sus trabajos surgen luego de un recorrido que parte de Tucumán, pasa por Suiza y vuelve al pago. Esta situación de mirar el mundo con el doble ojo de arquitecta y plástica da origen a una producción que surge de lo pensado y sentido. Se conecta con una narración literaria más que arquitectónica, siempre en el límite entre lo abstracto y lo figurativo. Se trata de impresiones de un suburbio soñado. Predominan los planos de color y el cruce entre la mancha y la línea. Sobre lo pintado sólo caben el impacto y la vivencia individual, sobre lo pensado recuerdan viajes, relatos ya contados que suelen influir al momento de imaginar.

No es algo nuevo: Marco Polo en el siglo XIV se esforzó en describir lo visto en ciudades del Oriente. Vivencias que conformaban claras narraciones de lo nuevo y lo asombroso usando la palabra, no el color.

Más cercano en el tiempo el cubano Italo Calvino, educado y considerado por todos italiano, tomó en la segunda parte del siglo XX el texto de Marco Polo “Il Milione”, escrito en Venecia luego de su regreso de China, y con el mismo formato de textos breves lo recreó en Las ciudades invisibles. Otro intento de viajar por un mundo completamente imaginado que describe situaciones soñadas. Son ejemplos de viajeros que quisieron dejar su testimonio de lo sentido y lo aprehendido.

En las series de pinturas de Wagner Registros, Improntas e Impresiones se puede retomar esa forma de representar al mundo, en este caso desde la temática de lo suburbano. Son geografías diversas que se recrean de un modo específico por una misma mirada y un único recuerdo que se vuelven a visualizar cuando su autora los ordena desde su lugar de origen. Eso es lo que diferencia un cuaderno de apuntes de viajes a una elaboración cuidadamente procesada de lo visto y lo sentido.

Se trata de imágenes surgidas de extrañas alquimias entre lo conocido y preguntas sin respuestas.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.