m2

Sábado, 20 de febrero de 2010

Para sacar los cableados

La Defensoría del Pueblo porteño se está preparando para volver a presentar un proyecto de ley –o adherirse al diputado o diputada que lo presente– que amplíe la magra zona de la ciudad donde hay que enterrar los cables aéreos. El tema es que el proyecto que presentó en su momento Teresa de Anchorena quedó sin tratar, pero es de tremenda importancia para limpiar la mugre cablera que tapa buena parte de Buenos Aires. La iniciativa de la defensora Alicia Pierini y su adjunto Gerardo Gómez Coronado parte del interés y mandato de su oficina por los temas de calidad de vida urbana.

El proyecto simplemente modificaba el primer anexo de la ley 1877, que fue sancionada en 2005 y reglamentada recién en 2007. Esta ley marca una pequeña zona del Microcentro y el APH 1 en donde no pueden verse cableados y donde las compañías de cable no pueden seguir faltando a su obligación, tantas veces postergada, de bajar sus feas columnas y enterrar los cables. Anchorena propuso limpiar un polígono formado por Alem, Córdoba, Carlos Pellegrini, Mitre, Riobamba, Combate de los Pozos, Independencia, Lima, Finochietto, Montes de Oca, Martín García, Paseo Colón, Brasil, Huergo, La Rábida, Alem, Puerto Madero y los Distritos Areas de Protección Histórica de Arquitectura Especial.

Esto es, las zonas más patrimoniales y sensibles de la ciudad quedarían despejadas de cableríos y postes, ya que la 1877 indica que los tendidos deben ser subterráneos y por pulmón de manzana. Como las compañías de cable quieren ahorrarse los costos de no ensuciar –sólo tuvieron que respetarlo en Puerto Madero–, el proyecto quedó huérfano cuando Anchorena dejó la Legislatura a fines de año.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.