m2

Sábado, 5 de junio de 2010

CON NOMBRE PROPIO

Sostenibles

En el Día Mundial del Ambiente, propuestas en clave verde. Mobiliario, libros, blanquería y hasta pelotas mundialistas.

 Por Luján Cambariere

Con la conciencia generalizada del cuidado del ambiente, cada día surgen nuevas propuestas que intentan tener, como recomendaba ya hace años Ezio Manzini, cuidado con el objeto más grande de todos: el planeta. Muchas, del lado de jóvenes diseñadores que ven también materia prima y tecnología al alcance. Otras que intentan dar un marco teórico a estas cuestiones. Y las que suman el aspecto social. Cuando de “mejorar la vida, sin comprometer las posibilidades de las generación futuras”, se trata.

Duplas eco

Es el caso de los Pomada, formada por dos diseñadores industriales –Antonela Dada y Bruno Sala– a los que un encargo para la realización de un stand que resolvieron en cartón les despertó la curiosidad por ese material. “La falta de capital nos llevó a utilizar los descartes de la gráfica de un amigo. Los veníamos juntando hace tiempo, porque siempre fuimos de agarrar cosas de la calle, pensando que algún día podrían tener un uso. Así fue como nacieron los bancos Ruleros, a partir de tubos de papel prensado combinados con madera. Paralelamente fuimos a una fábrica de cartón corrugado para conocer el proceso y salimos con su descarte –tubos de 30 cm de diámetro por 1,5 m–, de los que nacieron otros asientos, los Chupitos”, cuenta Dada.

“¿Por qué nuestros productos son sustentables?”, se ocupan de aclarar. “La reutilización y refuncionalización de descartes no sólo es un medio inteligente de aprovechamiento de materia prima, sino un mensaje. En la reinserción se encuentra presente el concepto cíclico de la sustentabilidad, una tendencia que apunta a un horizonte donde el hombre y su entorno puedan llevar una convivencia armónica y simbiótica”, rematan (www.pomadaweb.com.ar). O los Humm, de la pareja formada en este caso por la diseñadora industrial Laura Wexler y el arquitecto italiano Yves Perrella, quienes después de conocerse en la Domus Academy de Milán y trabajar durante casi diez años allá, decidieron instalarse en el país y desarrollar una propuesta de diseño enfocada en la decoración del cuarto infantil. Productos estampados con ilustraciones en clave eco como mantas de algodón orgánico o almohadones y cubrecamas con ilustraciones de animales en vías de extinción. “Creemos en la necesidad de promover el cuidado del planeta entre los más pequeños, que tienen más posibilidades de adquirir y sostener esta conciencia ecológica. Con este propósito, utilizamos telas de algodón orgánico certificado, de algodón natural al ciento por ciento y tintas al agua no tóxicas para nuestros estampados. Y nos apoyamos en la cooperativa Mundo Alameda que lucha contra el trabajo esclavo de los talleres textiles clandestinos de Buenos Aires”, detallan (www.humm web.com).

Páginas verdes

La Editorial Gustavo Gili tiene dos novedades al respecto. Diseño Ecológico, 1000 ejemplos, de Rebecca Proctor, es una guía práctica para consumidores responsables ya que, de forma simple y concreta, repasa productos, entre mobiliario, juguetes y objetos para la casa, sustentables. Además de la foto y memoria descriptiva, cada uno va acompañado de iconos que informan si además es biodegradable, cumple con los parámetros del Comercio Justo, es de origen local, tiene bajo consumo energético, es bajo en residuos, reciclado, reciclable, sin sustancias tóxicas y, por último, tiene una “buena gestión de recursos”.

Los ejemplos recorren todo el globo. Y más allá del amplio registro –Droog, Tom Dixon, Giles Miller, Edra y Durat– resulta interesante la suma de otros recursos como revestimientos –empapelados en base a celulosa de bosques certificados, fieltro, cáscaras de coco, bambú– y pinturas con ingredientes naturales como aceite de linaza y arcilla china (tal el caso de las Farrow & Ball) que evitan el uso de ingredientes nocivos.

Mientras que, dirigido especialmente a los comunicadores visuales, Sostenible. Un manual de materiales y aplicaciones prácticas para los diseñadores gráficos y sus clientes, de Aaris Sherin, explora la forma en que los procesos de impresión y producción de papel pueden mostrarse respetuosos con el ambiente. Analiza las teorías más destacadas acerca de la sostenibilidad y presenta el ejemplo de varias empresas que están desarrollando productos innovadores en ese sentido. Gran parte del texto gira en torno de los productos impresos, ya que es la rama del diseño que utiliza más recursos naturales y en la que trabajan un amplio número de diseñadores. No obstante, el libro también incluye secciones dedicadas al packaging sostenible y el diseño web. De hecho, el libro es en sí mismo un ejemplo, ya que Gili junto a Rockport Publishers trabajó para su factura con proveedores respetuosos con el medio ambiente. Para la tapa decidieron reutilizar material impreso sobrante y el interior está impreso con tintas vegetales (www.ggili.com).

Ambiental, social y mundialista

Las internas de la cárcel de Ezeiza en el marco de los talleres de reciclaje de Satorilab, iniciativa que se encuadra dentro las acciones que lleva adelante el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación a través de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios y de la Dirección Nacional de Readaptación Social, están produciendo especialmente para el mundial las Pet Bols. Un diseño de Alejandro Sarmiento con el descarte del descarte –el fondo de las botellas que no se emplea para cortar cinta–. Ideales como regalo empresarial (www.marcacarcelxsatorilab.blogs pot.com).

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice
  • Nota de tapa
    Una tarde en el CAAP
    Una sesión en el Consejo que trata los edificios anteriores a 1941 permite ver el porqué de una...
    Por Sergio Kiernan
  • Zona liberada
    Por Facundo de Almeida
  • CON NOMBRE PROPIO
    Sostenibles
    Por Luján Cambariere

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.