m2

Sábado, 7 de mayo de 2011

Lo que se hace, se rompe

El actual gobierno porteño tiene cierta manía de grandeza y una fijación con el pavimento que, en todo caso, deschava la cincuentena ya cumplida por la mayoría de sus funcionarios de peso. Parece que recuerdan que recién en la década del ’70 se pavimentó la última calle de tierra de Buenos Aires y les quedó grabado el sambenito de que asfaltar calles es progreso.

El inaudito ministro de Desarrollo Urbano que disfrutamos, Daniel Chaín, le agregó a esta furia pavimentista un fetiche con las peatonales que ya es cosa de analistas. La peatonal es una moda también setentista, un símbolo de progreso urbano que el adolescente Chaín parece no haber superado. Luego de fracasar con su proyecto de peatonalizar Defensa y causar un motín barrial –confirmando su fama de piantavotos–, se las tomó con Recoleta y con la pobre calle Reconquista. En ambos lugares los resultados fueron ambiguos, por decir poco, pero quedó muy claro un elemento: Chaín construye muy pero muy berreta.

Quien pase por el entorno del cementerio entre la plaza y Vicente López verá los bolones de cemento que Chaín parece amar ya sucios, salidos de lugar o partidos. El empedrado fue una desgracia cuando lo pusieron por lo desparejo y ya se está hundiendo en sectores.

Peor es la situación en Reconquista, donde el uso es mucho, mucho más intensivo que en la más turística Recoleta. Como se ve en las fotos enviadas por el lector Raúl Belluccia, profesor de Diseño en FADU/UBA y vecino del lugar, la destrucción es acelerada. Chaín no tuvo en cuenta que Reconquista sigue teniendo tránsito limitado pero pesado, con muchos camiones de caudales, blindados con hierros, que crearon hermosos y previsibles baches. Los bolardos –esos feos palitos de cemento– están en vías de extinción, con Belluccia calculando que la mitad ya fueron.

Este pobre panorama se explica por dos cosas. Una es la flaca calidad de la obra, que en cosa de meses está destruida. Otra es la alergia extrema que tienen estos funcionarios al mantenimiento: ni siquiera reparan lo que ellos mismos construyen.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.