m2

Sábado, 14 de abril de 2012

Vuelos de diseño

Volá, de la diseñadora industrial Ana Siro, es una etiqueta especializada en juguetes de estimulación motriz para que todos los chicos tengan las mismas oportunidades a través del juego.

 Por Luján Cambariere

Emprendimientos como el de Volá, de la diseñadora industrial Ana Siro, cargan de sentido a la disciplina. Con el apoyo de terapistas ocupacionales y kinesiólogos y asociada con su hermano Javier, decidió especializarse en el diseño y fabricación de juguetes para la rehabilitación, adaptación y estimulación infantil.

Lo interesante es que sus productos ayudan a niños con y sin necesidades especiales. A sus papás y a profesionales a crearles un entorno adecuado para el juego, la socialización, el aprendizaje y la creatividad. Siro cree fundamentalmente en un diseño que sirva para mejorar la calidad de vida de la gente, un diseño para todos, y se ocupa de la infancia, cuando se cuece nada menos que el futuro.

–¿Cómo arranca Volá?

–Siempre me interesó hacer algo con las necesidades insatisfechas desde el diseño, así que cuando me decidí el primer paso fue ver cuál. Ahí llegué a lo que es discapacidad infantil. Investigando sobre el tema, empecé a trabajar con terapistas ocupacionales y kinesiólogas. Y me interesó ahondar en el juego como rehabilitación. La problemática original es la falta de productos cotidianos para chicos con discapacidad. Además la mayoría de las cosas relacionadas con discapacidad son superortopédicas. Tiene una imagen que podría no tenerla, entonces nos interesó diseñar juguetes con una estética de juguetes que tengan como función la rehabilitación, pero que eso no fuera excluyente, porque estimulación y rehabilitación en un punto es lo mismo, entonces finalmente fuimos llegando solos a diseñar juguetes de estimulación motriz globales, para todos. Noso-tros queríamos llevar una estética relacionada con los nenes. Queríamos que desde el logo, el diseño gráfico fuera todo cuidado. Porque además más investigás y te metés en el tema y descubrís que los juguetes más integradores obviamente no son los puntuales, sino que los pueden usar todos los chicos. Un chico con discapacidad junto a sus hermanos o compañeros de jardín. Desde el diseño buscamos productos que no requieran matricería, un único proveedor, una única materia prima, para hacerlos accesibles. Ahora además pudimos comprar maquinaria propia.

–¿En el ida y vuelta con distintos profesionales qué aprendiste?

–Muchísimo. Me asesoré mucho con la terapista ocupacional Dolores Garat. Y cuando terminamos los prototipos los llevamos a un montón de centros de rehabilitación, de estimulación, para probarlos.

–¿Qué te sorprendió?

–Primero la muy buena recepción del lado de la salud. Les encantó lo estético, lo lúdico. Además, vas con una idea y ya sean padres o profesionales te tiran miles más. Están ávidos, porque se necesita de todo. Y después, también pasa que al producto que vos creaste para una cosa le encuentran mil otros usos y modos.

–¿Con cuál arrancaste?

–Con diez a la vez. Porque lo primero que hicimos fue analizar los productos de kinesiología, ver sus funciones y hacerlos más amigables. Elegir las diferentes necesidades, funciones y llevarlas a juguete. Por ejemplo, el camino ondulado ayuda al desarrollo muscular, el equilibrio y la coordinación. Los tubos y cilindros sirven para trabajar el equilibrio, la postura, la reeducación muscular, para aumentar la conciencia espacial y de movimiento, y para trabajos de elongación y estiramiento, aunque también y en el mismo acto como casitas, ciudades, puentes. La tabla inestable es ideal para actividades de equilibrio. Trabaja en control de los movimientos corporales al tratar de encontrar el centro de gravedad. Los cilindros con stop fortalecen el desarrollo muscular del cuerpo superior e inferior de los niños. Evitan el deslizamiento desmedido hacia adelante. El caballito, además de un clásico, permite la estimulación vestibular, ejercita el control bilateral, trabaja la motricidad y el equilibrio. Mientras que los esquineros con cinturón pélvicos y pecheras, por ejemplo, permiten que un nene en sillas de rueda pueda estar a la altura de sus compañeros cuando por ejemplo se sientan en ronda, estar cómodo, pero igual que todos. Una cosa muy importante para nosotros es que se entienda que son juguetes de estimulación motriz en el más amplio sentido de la palabra, que incluyan, abarquen. Por eso más que un producto creo que tratamos de imponer un concepto. El del diseño universal o diseño para todos que abarque a la mayor cantidad de gente posible.

–¿La mayor innovación?

–Los que innovan son los chicos. La tabla inestable en media hora la usan de mil formas distintas. En un momento además son barcos, caminos. Eso es muy interesante. Y con los chicos con discapacidad las que innovan son las kinesiólogas que son supercreativas porque trabajan con lo que tienen. En ceguera la acción y reacción son muy importantes; en sordera con poner un cascabel ya suma; los chicos autistas tienden a morder, entonces tenés que hacer radios más grandes, es un trabajo apasionante. La primera compra que nos hicieron fue para una nena con parálisis cerebral que todavía no se sentaba del todo y entonces le compraron el caballito para estimular los músculos de la espalda y el esquinero. Llegó a casa la primera vez casi dormida, y cuando se sentó en el caballito levantó toda la espalda, abrió sus ojazos y se sonrío. Fue tan emocionante. Ahí me di cuenta de que esto era lo que siempre quise hacer desde el diseño.

–¿El nombre?

–Se me ocurrió a mí y es Volá, de modo imperativo. En todo lo que es estimulación y rehabilitación, eso es básico. Una terapista me contó que una vez empujó a una persona para que camine. Se necesita ese empujón para salir adelante. Si te ponés a investigar, la estimulación en los primeros años es todo. Volá es ese empujoncito que a veces necesitamos para empezar a volar. Es esa certeza que nos dice que vamos a poder.

Es ese primer paso, ese saltito sin miedo. Tal vez sólo basta con un empujoncito.

www.volaweb.com.ar, 4747-2094. 

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.