m2

Sábado, 4 de mayo de 2013

Festejo en Palermo

En Palermo andan festejando el amparo de la jueza porteña Cecilia Mólica Lourido, que frenó al pintoresco ministro de Ambiente Diego Santilli a la hora de levantar los empedrados de varias cuadras del barrio. Los vecinos juntaron firmas y le llevaron el tema a la Defensoría General porteña, que los patrocinó en la medida cautelar. El caso puntual tomaba la calle Nicaragua entre Aráoz y Armenia, cuadras que hasta exhiben las viejas vías del tranvía, aunque algunos tramos muestran una suerte de “pista” de asfalto colocada entre los rieles.

Esta obra ahora paralizada por la Justicia es otra del repertorio de trabajos perfectamente inútiles que despiertan resistencia de los vecinos. Como el metrobús, como el levantado de empedrados en varios otros barrios, como la deformación de varias plazas de la ciudad con artefactos y mobiliarios de ínfima calidad y peor diseño, el Ejecutivo porteño termina siempre en la Justicia. Ahora, la idea de Santilli de levantar las piedras de la calle Nicaragua no se puede ejecutar hasta que presente ante el juzgado los antecedentes y documentación de obra. Será interesante ver qué presenta el ministro, conocido por improvisar y hacer obras porque le parece popular hacerlas...

Santilli en este momento no cuenta con ningún profesional del rubro en algún puesto relevante de su gabinete o direcciones generales, abundantes en contadores. Pese a que es ministro de Espacio Público y Ambiente, no cuenta con arquitectos, urbanistas, planificadores urbanos o ecólogos en puestos de responsabilidad. Estas carencias sorprendentes pueden explicar la baja calidad de gestión del ministerio, pero no su vocación de dañar el patrimonio edificado y alterar el paisaje urbano. El nivel de desprolijidad llegó al nivel de ni siquiera poner un cartel de obra al comenzar los trabajos, como ordena la Ley 2893, cosa de que alguien supiera de qué se trataba, cuánto costaba y quién se había quedado con el contrato.

Frente a esto se plantaron los vecinos y la Comisión de Cultura y Patrimonio del Consejo Consultivo de la Comuna 14, en un protagonismo que resulta de la deliberada asfixia a la que sometió el macrismo a sus propios comuneros. Los Consejos Consultivos van ganando protagonismo como reflejo de la voluntad de los vecinos, y en este caso la Comisión de Cultura los ayudó a evitar que Santilli volviera a quebrar la Ley 65 reemplazando empedrados. De hecho, el ministro podría darse por enterado de que esa ley le ordena “llevar paulatinamente a su estado original” a las calles empedradas que hayan sido emparchadas o cambiadas con otros materiales. Y ya que Santilli también es el ministro de Ambiente, podría darse por enterado de que el asfaltado es impermeable y el empedrado permite la filtración de agua. Después de las últimas y terribles inundaciones, se podría pensar que hasta él tendría esto en cuenta.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.