m2

Sábado, 10 de agosto de 2013

Diseño comestible

El parque de diversiones de Les Croquants combina diseño y gastronomía. Puro disfrute

 Por Luján Cambariere

Los Les Croquants –Noe Arata y Gabriel Caligaris– acaban de lanzar una versión de parque de diversiones muy especial. Y era obvio, ya que hay pocos como ellos, en el arte de combinar diseño y gastronomía.

Noe desde siempre comparte sus dotes para la pastelería y su don en producir los más deliciosos macarons de la ciudad, con sus creaciones para Dobleufa, su espacio de diseño personal (Gabriel además de cocinero es profesor de inglés y lingüista). Egresada de la carrera de indumentaria, realiza las muñecas Kokeshis de tela más bellas, además de todo tipo de piezas artesanales, como mantas y guirnaldas.

¿Cómo surge la idea del parque comestible?

–Como el 90 por ciento de las cosas que hacemos desde la pastelería, el parque de diversiones surgió casi en broma, como un juego. Y la historia es larga. Este año ambos, Gaby y yo, cumplimos 30 años y organizamos un festival de cumpleaños. Festejamos durante un mes (él cumple el 10 de marzo y yo el 11 de abril) y el primer evento fue una segunda edición de un evento que armamos con amigos hace ya muchos años: “La ciudad de la comida”.

En esta segunda edición decidimos recrear New York, una versión muy libre obviamente. Invitamos a varios amigos a cocinar y a un montón más a comer.

Como la anterior (Nueva York) fue de comida salada, se nos ocurrió armar Coney Island para la mesa dulce. Y en Coney Island no podía faltar una noria y unos puestitos de golosinas y pastelitos. Después de eso, la conversión a mesa dulce lista para armar fue fácil. 

En ustedes es una constante unir gastronomía y diseño... ¿Cuáles son las claves?

–Desde nuestro lado es difícil identificar exactamente por qué. De todos modos, me arriesgo: a Gaby le encanta experimentar con sabores y a mí me fascina trabajar con la imagen y llenar de detalles todo lo que me rodea. Todo lo que hacemos está cruzado por esas variables, es algo que nos sale casi solo. Creo que en nuestro caso ayuda el hecho de que la proyección de nuevas ideas siempre se encara desde el juego. Nos divertimos mucho pensando y experimentando con nuevos productos. 

Lo que más te ayuda es tu costado artesanal desarrollado en Dofleufa...

–Me animo a decir que sí, que esta mesa tiene mucho de Dobleufa. Yo armo todas las piezas especiales (la noria, los puestitos, los caminos de mesa) pero creo que el enfoque lúdico de nuestros proyectos es lo que mejor define nuestra identidad.

¿Hoy la comida entra por los ojos?

–Yo creo que sí. En los últimos años creció mucho la valoración estética de la pastelería. La comida tiene que ser fundamentalmente rica, pero qué bueno si además es bella... ¿no?

Describinos el parque...

–El parque es una variación de nuestras mesas prêt-à-porter. Es, básicamente, una mesa dulce que armás en tu casa. Incluye la pastelería, la vajilla, los cartelitos de sabores, las guirnaldas de papel y, obviamente, las instrucciones para el armado. Generalmente, la mesas prêt-à-porter incluyen una variedad predeterminada de nuestra pastelería (cupcakes, macarons, mooncakes, galletas, canelés) que se puede ajustar según gustos y cantidad de gente. El parque de diversiones, en particular, incluye algunas variedades de golosinas tradicionales y bombones y malvaviscos de Les Croquants. La noria, los puestitos de golosinas, el resto de la vajilla, las guirnaldas de papel, servilletas y demás están incluidos en la mesa.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.