m2

Sábado, 19 de octubre de 2013

El mural de Berni en el Malba

Esta no es una página de arte, pero la inauguración, este jueves, de una sala especial en el Malba de la avenida Figueroa Alcorta dedicada a un mural del gran Antonio Berni tiene un fuerte lado patrimonial. La pieza es resultado de los viajes al norte argentino del maestro a fines de la década del treinta. En algún momento posterior pinta el mural en una quinta de San Miguel, no se sabe cuándo ni por qué, pero sí que lo hizo en cinco sesiones de trabajo. La obra estuvo durante décadas en la galería de la casa, sin cuidados especiales y amenazada por el creciente grado de abandono de la quinta. Finalmente, el Malba lo adquirió, con el patrocinio de Eduardo Costantini y el comité de adquisiciones del museo.

Pero un mural implica una obra compleja y delicada de remoción, restauro, traslado y reinstalación. El museo consideró contratar especialistas de México o Italia, países donde estas aventuras son normales. Ahí descubrieron que no hacía falta, porque el arquitecto Marcelo Magadán y la restauradora Teresa Gowland no sólo sabían hacerlo sino que ya lo habían hecho con éxito. Quien visite la sala dedicada al Berni podrá ver una serie de lindos grabados también de temas jujeños y un video que muestra la compleja técnica que le encontró un nuevo hogar al mural.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared