m2

Sábado, 24 de mayo de 2014

Días de feria

Hasta mañana en la Rural, la decimocuarta edición de Puro Diseño, con fuerte presencia provincial.

 Por Luján Cambariere

Con más de 400 expositores distribuidos en 12.000 m2, una vez más, la feria Puro Diseño da la posibilidad, sobre todo, de descubrir algo de la genuina creatividad que hay más allá de la General Paz. Sin subestimar el talento porteño (que es bueno y mucho) y sin detenernos en las copias que se ven año tras año, que opacan el esfuerzo genuino del único evento importante que ha perdurado en el tiempo en el calendario design (¡¡¡chapeau por eso!!!), la feria ofrece la posibilidad de ver de primera mano el talento del interior, rico en identidades, técnicas, materiales y paisajes.

Así una vez más, además de los expositores en las categorías de indumentaria, accesorios, joyería, objetos, mobiliario, iluminación, diseño gráfico, desarrollo textil, gourmet, interiorismo e ilustración, el evento sumó segmentos con contenidos diferenciales.

En clave mundialista, el Observatorio de Tendencias del INTI, a cargo de Laureano Mon, curó el espacio “La Selección”, destacando el trabajo de 11 etiquetas (6 consagradas y 5 promesas). La reconocida joyera Marina Callis, la artista e ilustradora Fernanda Cohen, las diseñadores de indumentaria Belén Amigo (chaqueñas) y las rosarinas de Quier (siempre a la vanguardia desde su ciudad), las diseñadoras de calzado Hermanas Aguila y el diseñador industrial tucumano Renzo Strada. Mientras que señalaron como promesas a Belén Bosch, Pitimini, Toia Poggi (absolutamente bello su trabajo en crin para piezas de joyería), Federico Varone y Bauths.

Por su parte, otros diseñadores fueron convocados para la puesta “Re-Evolución del diseño3D”, una selección de objetos de gran escala realizados en impresoras 3D. Fueron de la partida Perfectos Dragones Moda, Laboratori, Paula Ledesma, Viviana Uchitel y Grupo Bondi, recientes ganadores de los Red Dot.

Mientras que “Movimiento Colectivo” reúne a joyeros de lujo: Marina Massone, Tamara Lisenberg, Graciela Di Mónaco, Juan Vellavsky, María Carelli y de nuevo Callis, que exponen su trabajo personal y uno grupal, un maxicollar que fue evolucionando en la feria. En plus, estudio Pomada trabajó bajo el concepto de la evolución biológica para recrear un espacio “Evolución sustentable” a puro descarte industrial, papel y cartón corrugado en todas sus presentaciones (malla, tubo, plancha).

Por último, en la vidriera central, los curadores 2014 de la feria mostraron algo de su trabajo personal, como las bellas luminarias de Cristian Mohaded (completan el team Benito Fernández, Andrés Gotelli, Verónica Alfie y Julio Oropel).

¿Perlitas? Los juguetes en cartón de la firma Karton Karton por el talentoso estudio de diseño femenino Mercer-Quinteros, los gadgets gráficos de Diseño Crudo como el Decisor (juego de sí y no o vos y yo) y el Click (marcos fotográficos imantados), las reproducciones de diseño argentino de autor de los Dos26 y todo un universo en piezas de cerámica bien logradas, como las macetas de Papaya.

Federal

Los esfuerzos dan sus frutos y lo que sí va evolucionando es la puesta y participación de los stands de las provincias. Entre los más logrados, el de Jujuy, por Usos, y el de Mendoza, por Carlos Obregón. En este último sobresale el trabajo de dos diseñadoras industriales mendocinas –Carla Luprestti y Victoria Addamo– que se inclinaron al diseño de calzado masculino en materiales muy originales, como tapizado de autos, desde su novel etiqueta Trova. Por primera vez y más que merecido, llegó Santa Fe (una de las provincias –junto con Córdoba– que mejores profesionales genera) con las nuevas propuestas de Romina Lampert –cartuchera desmontable Canopla que se puede usar para guardar útiles o desarmarla y usar cada módulo por separado y los organizadores Pliego– de su marca Erre Diseño, la exquisita vajilla de Nana González y los siempre geniales animalitos hechos con telas antipilling de Attenti L Cane, entre otros.

De Tucumán, la colección de mobiliario Tres de Alejandra Lamelas en madera de kiri (también aprovecharon a presentar el genial libro de randa) y de Corrientes, las geniales remeras de Ñangaripí de Hada Irastorza, con ilustraciones de la fauna del Iberá en peligro de extinción y de personajes propios de la religiosidad como el Gauchito Gil.

* De 13 a 22, en la Rural, Avenida Sarmiento 2704.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.