m2

Sábado, 2 de agosto de 2014

Una película para Amancio

Amancio Williams es una figura peculiar de la arquitectura argentina y, si no fuera por la pérdida de importancia de la disciplina en el contexto de las artes, sería un referente creativo general. Williams prácticamente no construyó nada, pero lo que edificó fue nada menos que la casa sobre el arroyo para su padre, el músico Alberto. Con sus proyectos, su docencia, sus exhibiciones, sus proyectos, sus muebles y su capacidad de difundir el movimiento moderno, Williams terminó siendo un referente de las vanguardias de su tiempo a nivel internacional. No debe haber amante del estilo en este planeta que no conozca sus “paragüitas” de cemento.

Lo curioso es que casi casi no es arquitecto. Nacido en 1913, Williams entró a Ingeniería a los 18 y al tercer año dejó la carrera para dedicarse a la aviación. Recién a los 24, en 1938, empezó a cursar Arquitectura y se recibió en apenas tres años. En 1943, con treinta cumplidos, diseñó para su padre la casa cerca de Mar del Plata que lo haría tan famoso. En 1949 fue el director de obra del único proyecto de Le Corbusier por estos pagos, la casa Curutchet en La Plata. Y el resto fueron proyectos que ahora tienen un aire casi mítico o utópico, como la ciudad antártica, las oficinas colgantes, el aeropuerto porteño y la ciudad ideal.

Así contado, Williams personaje es imperdible y extraña que nadie haya contado su historia en este contexto. Después de todo, murió en 1989 y hasta la Fundación Konex lo premió en 1982. Pues, en estos días, Amancio Williams será presentado en sociedad a un público más amplio gracias a la película que estrena Gerardo Panero y a la que le fue muy bien en varios festivales internacionales. El documental de 77 minutos recorre las obras, los proyectos, las ideas y las relaciones con Le Corbusier, rescata su lado de pensador y su pasión por crear espacios verdes urbanos.

La producción de Abarca y Panero se estrena en el San Martín el 14 de este mes, y mismo en agosto abre en el Espacio Incaa de La Plata y el Museo del Mar en Mar del Plata. En septiembre y octubre, la película se podrá ver en los espacios Incaa de Rosario, San Juan y Maipú (Mendoza), y en el Gaumont, frente al Congreso.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.