m2

Sábado, 6 de febrero de 2016

Del cuerpo y la casa

Dos hermanas audaces, las Iskin Sisters, crearon una marca internacional de joyas de diseño. Y ahora se amplían con una línea para la casa.

 Por Luján Cambariere

En enero de 2004, las hermanas Iskin se pusieron a desarrollar tres colecciones de joyería contemporánea para venderlas en la tienda del Moma de Nueva York. Así de concreto, así de imposible. Gabriela Iskin, diseñadora industrial, había arrastrado en esta aventura a su hermana Karina, licenciada en administración de empresas y empleada de una multinacional. Era, en rigor, un sueño que compartían desde la infancia, así que partieron a la Gran Manzana. Llegaron en invierno, sin contactos pero con esas líneas de impecable factura y original y cuidado packaging. Volvieron con varios e importantes clientes, muchos que conservan hoy además de muchísimo otros que sumaron en estos años, como el Guggenheim y el Jewish Museum en Nueva York, y el Hirshhorn Museum en Washington, entre otros.

De vuelta, Karina renunció a su trabajo y así nació la firma Iskin, que le sumó el “Sisters” al nombre y tiene hoy amplísimas colecciones de joyería contemporánea en los más variados materiales: acero inoxidable y bronce bañado en oro y plata (con esos comenzaron) acrílico, cuero y metalizados. Ahora acaban de ampliarse con una bella línea de caminos, individuales, repasadores, almohadones, contenedores, jarrones y separadores de ambientes de su reciente línea deco. Karina cuenta la historia y la actualidad de su firma.

¿Hoy cuántos productos tienen?

–Más de trescientos ítem que se organizan por colección. Porque tenemos colecciones de hace once años que siguen vigentes.

¿Materiales?

–Arrancamos con metal, los primeros cuatro años. Aluminio anodizado, acero inoxidable. Después sumamos acrílico con la colección Pop. El cuero llegó en 2009 y nunca paramos porque lo que nos pasó es que lo empezaron a demandar muchísimo entonces tuvimos que ampliarlo. Quizás porque reflejaba nuestra identidad argentina o porque son colecciones más versátiles que captan un público más amplio.

¿Cuál es el ADN de Iskin, sus puntos fuertes sobre todo para vender en el exterior con tanto éxito desde hace tanto tiempo?

–Son piezas que atraen mucho por su diseño pero luego también por cómo están hechas y el packaging suma mucho. Todas están muy pensadas. Afuera valoran mucho cómo están presentadas. Desde que arrancamos nos manejamos vendiendo en ferias. En Nueva York, París, San Francisco y en Europa. Hoy estamos en todas esas ciudades además de San Pablo en Brasil.

¿Cuándo y cómo surge la línea casa?

–La primer pieza deco la lanzamos en el 2012. Son unos jarrones de fieltro estampados al agua que se estructuran cuando les pones una botella dentro y queda armado el florero. Con este producto aplicamos al Ecochoice Award, un premio que se otorga a un producto sustentable. Ahora sumamos opciones de sublimados en dorado, cobre y plateado. Luego incursionamos en el que es hoy uno de nuestros productos más emblemáticos de la línea deco que es Aki, que en japonés significa otoño. Un kit de hojitas encastrables en goma eva que viene en un pack de cincuenta unidades y sirve para generar cortinas, caminos de mesa o lo que desees. Es un producto super versátil. Y que viene un muchos colores. Y que nos tiene super orgullosas. Además tenemos una amplia línea de productos textiles sublimados con matelizados como almohadones, caminos de mesa, individuales, repasadores, canastos organizadores y macetas.

¿Lo último en joyas?

–La colección que dedicamos a las ciudades de Buenos Aires, Barcelona, París y Nueva York como el collar Brooklyn, el Elizabeth cosido a mano y el Brigitte.

¿El secreto para perdurar y sobre todo seguir creciendo?

–Mucha paciencia. Primero te tiene que encantar lo que hacés, porque obstáculos siempre hay muchos. A veces sentís que todo está en contra y a veces al revés, que está todo a favor. Pero los emprendedores en nuestro país tenemos como cualidad o virtud la flexibilidad. Nuestro contexto nos obliga a renovarnos siempre y eso suma mucho.

Además tenemos una marca que lleva nuestro apellido y eso es un gran orgullo.

¿El futuro?

–Estamos terminando de desarrollar una plataforma de ecommerce potente, para vender online más fuerte acá y en el exterior, que sentimos que es lo que se viene. Lanzamos una línea de carteras en un material plástico con foil metalizado, unas mini cartera de cuero portacelular llamadas Madison y estamos a punto de lanzar la línea Iskin for Girls para que mamás e hijas puedan tener sus accesorios haciendo juego.

www.iskinsisters.com

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.