m2

Sábado, 26 de marzo de 2016

Buenos Aires se merece algo mejor

 Por Miguel Pato

No tengo la información suficiente para decir si lo que está haciendo la Legislatura porteña con nuestras tierras y en particular con las del dominio público, es conveniente o perjudicial para los vecinos y visitantes de la Ciudad de Buenos Aires. Pero sí tengo la suficiente para compartir un comentario seguido por una serie de preguntas que considero que nuestros representantes nos están debiendo.

La forma en que las ciudades tratan el espacio público no sólo habla de la calidad de vida, sino también de la forma de administrar lo que es de todos. En el grupo de ciudades al que pertenece o aspiramos a que pertenezca Buenos Aires, los gobiernos de turno no venden los inmuebles estratégicos, menos aun si son o pueden ser integrados al espacio público para uso y disfrute de todos, y jamás si son reservas verdes. Esto no fue así siempre ni en todos lados, pero afortunadamente desde hace algún tiempo se viene aplicando como regla. No sólo funciona la preservación, sino también la recuperación de estos espacios que fueron vendidos o concesionadas en otras épocas, cuando había esta conciencia.

Podríamos decir que cada vez hay más ciudades donde la tierra estratégica es del municipio y menos de los amigos del alcalde de turno, superponiéndose como capas geológicas a medida que este cambia y en perjuicio de los vecinos.

Pareciera que nuestra ciudad está aun en la ola anterior. Me baso para decirlo en la venta de terrenos sobre la traza de la Ex AU3, en la Casa Amarilla y ahora con un listado que viene incluido dentro de la creación de la “Agencia de Bienes SE”, que se votó en primera lectura el 3 de Diciembre pasado. Es un documento de redacción confusa pero que rápidamente fue interpretado por diversos actores de la comunidad inmobiliaria y por arquitectos, que comenzaron a trabajar en un inminente negocio privado.

Como porteño, no entiendo por qué copiamos los modelos del tercer mundo, donde se desafectan del dominio público inmuebles estratégicos para venderlos a privados. Las ciudades a las que dicen que tenemos que parecernos sacan el cemento para volver a tener verde. Pero nuestros legisladores quieren poner cemento en los jardines del Tiro Federal.

¿Por qué los candidatos del PRO y Frente para la Victoria, cuyos legisladores votaron en bloque a favor de este procedimiento, no nos contaron estos planes a la hora de pedirnos el voto? ¿Por qué nos dicen que quieren promover los barrios del sur, si a la hora de hacer una inversión tan importante y beneficiosa para la ciudad la hacen en el corredor norte? ¿Por qué en el texto aprobado por nuestros legisladores nos dicen que nos van a dar lo que no les pedimos con la mitad del producido de la venta de lo que no queremos vender? ¿Por qué hay gente que tiene más información que el resto de los vecinos y ya está trabajando en futuros negocios sobre la tierra que es de todos?

No votamos para que nuestros representantes hagan felices sólo a los inversores inmobiliarios. Buenos Aires se merece algo mejor.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.