m2

Sábado, 20 de marzo de 2004

Aguas y electrodos

La Secretaría de Cultura porteña y la empresa Grun Leben festejaron un experimento importante. Con tecnología española, lograron un éxito en el control de la humedad en los muros de la iglesia de San Pedro Telmo, uno de las más antiguas y valiosas del Buenos Aires patrimonial.
No hace falta destacar que el problema de la humedad ascendente es endémico de tantos edificios de los más antiguos de la ciudad. En el caso de la iglesia, los cerramientos verticales ya estaban comprometidos y esa fue una de las razones, además de su valor simbólico, para ser sede del experimento.
La técnica utilizada es la Mur-Sec y consiste en la inserción de electrodos en los muros afectados, de modo de hacer descender la humedad con una mínima intervención física. Lo primero que se hizo fue retirar los revoques en una franja de 30 centímetros por encima del zócalo. Así se pudieron catear los varios intentos de revocar el problema, todos fallidos, y comprobar que el muro seguía mojado.
Luego se aplicaron los electrodos. El principio con que actúan es el de electroósmosis activa, que invierta la polaridad suelo-pared y crea pequeñas interrupciones en el muro. Esto, como un milagro con cables, hace descender el agua. Luego se aplicó mortero Draining en las zonas picadas, y la pared estuvo lista para pintar en dos semanas.
La Subsecretaría de Patrimonio Cultural, agente directo en la experiencia, anunció que la técnica se utilizará en otros edificios comprometidos y de valor histórico.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.