m2

Sábado, 11 de diciembre de 2004

NEODA, UN CENTRO DE EXPERIMENTACIóN Y DESARROLLO QUE APUESTA AL DISEñO.

La usina creativa

 Por Luján Cambariere

En quizá la época menos favorable para un emprendimiento, el año 2002, el arquitecto Daniel Wolkowicz recibió una propuesta interesante. Wolkowicz tiene una amplia labor en comunicación visual y es uno de los hombres clave de la gráfica local, profesor titular de la cátedra más solicitada de la carrera de Diseño Gráfico en la UBA. Los que le hablaron son una pareja de empresarios, María Casares y Gustavo Geldart, que querían invertir genuinamente en un proyecto de diseño. Sin pertenecer a la profesión, querían apostar al diseño.
De inmediato Wolkowicz, quien además es profesor en la Universidad Nacional de Cuyo y la Maimónides y director de las colecciones de diseño de la Biblioteca digital de Educ.ar y de la Biblioteca de Diseño de la Editorial Argonauta, empezó a prefigurar la idea. Sería un centro de diseño, un espacio para la experimentación en la producción de diseño argentino. Con un equipo de profesionales abocados a proyectar, que además de un sueldo cobrarían regalías por sus diseños. Sí, todo eso en la Argentina, un país donde aún hoy pocos entienden que sin diseño no hay industria, negocio, innovación, ni desarrollo. Además, Neoda- Neo Diseño Argentino sería un espacio para la reflexión, con exposiciones, talleres y seminarios.
Así empezó por llamar a la artista y diseñadora Mónica van Asperen, quien lo acompañaría en la curadoría del proyecto. Juntos hicieron la primera convocatoria a arquitectos, diseñadores industriales, gráficos y de indumentaria. Se presentaron ochocientos profesionales a quienes entrevistaron durante ese verano. En septiembre de 2003, con el equipo conformado, arrancaron. “Neoda nace como un centro de experimentación. Producimos diseño para la venta, objetos de uso cotidiano, pero sobre todo investigamos formas y materiales. Hacemos cruces e indagamos”, cuenta Wolkowicz.

Y se hizo la luz
Inusual la apuesta, inusual también la actitud de Wolkowicz, que mantuvo casi a puertas cerradas el proyecto hasta que tomara su debida forma. Hoy, que ya creen es momento de salir a la luz, no es casual que el primer producto fabricado sea una luminaria: la Domo 510, una bellísima lámpara de vidrio con forma de hongo con reminiscencias de los años ‘30, creación del industrial Eduardo “Topi” Reta, un profesional con amplia trayectoria en objetos lumínicos y de uso cotidiano y docente de la carrera de Diseño Industrial de la Universidad de Palermo, que integra el equipo creativo.
A Reta, que hoy se encuentra ampliando la familia de lámparas con una colgante y otra de pie más un reloj, se suman otros diseñadores. Otra industrial, Luciana Quinteros, quien ideó accesorios de baño, una mesarevistero en multilaminado, un taburete y una lámpara junto a Van Asperen. El arquitecto Mariano Baques que trabajó en el rediseño de unas mesas de Marcel Breuer de caño de acero cromado y multilaminado estampado, unas mesas de TV de caño curvado y MDF laqueado y un practiquísimo sistema de bibliotecas de colgar en MDF pintado y suncho de mochila, aliado indispensable del primer hogar. Por último, el gráfico del team, Mariano Grassi, creó cortinas de baño, vajilla, individuales y un calendario a los que estampó sus Tipitos.
“Todos los productos llevan su memoria descriptiva y autoría. La idea es que Neoda sea un lugar de tránsito, pero también de pertenencia que además esté en continuo diálogo con el afuera. Abierto a otros proyectos de diseñadores o a los de los que pasaron por el equipo. De hecho, esteespacio en el que trabajamos (un edificio de 1500 m2 en Barracas que antes habitaban unas cien personas y ahora alberga los estudios, talleres, depósito, salas de conferencias y showroom) está abierto a radicar o albergar otros proyectos”, aclara Wolkowicz.
“La tarea docente no es más que ayudar a encontrar los caminos, pensar el porqué de las cosas y orientarlos. Somos muchos los que pensamos que se pueden hacer bien las cosas y vivir en un mundo más justo. En nuestra tarea aportamos pequeñas cuotas, ligeros índices, volátiles señales para que eso suceda. Sólo han pasado dos mil años de historia, el resto está por venir. A no aflojar, que es una actividad que nos va a llevar la vida entera”, reflexiona Wolkowicz desde su web dedicada a la actividad docente.
Una suerte que estos mecenas modernos, raras avis por estos lares, dieran con esta gente que ama y apuesta al diseño más allá de modas o efervescencias n

* Neoda: Solís 1525, 4305-1988/3463, www.neoda.com, [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.