m2

Sábado, 5 de junio de 2010

Las trampitas de Pedreira

Los lectores de m2 recordarán el espectacular palo en la rueda que puso la diputada porteña Silvina Pedreira al tratamiento del patrimonio en la Legislatura. Sobre tablas y como un tema sin importancia, terminó votado un reglamento interno que obligaba a la Comisión de Patrimonio a dar una “comunicación fehaciente” a los dueños de cualquier edificio a catalogar. Esta trampa era bastante burda, ya que todo el mundo sabe que no es tarea legislativa comunicar fehacientemente nada –sí lo es del Ejecutivo– y que hacerle firmar una carta documento al dueño de un edificio en mal estado es más difícil que encontrar un hindú alegre.

Como esto tomó estado de bochorno, Pedreira aceptó presentar ella misma una preferencia para derogar este jueves su propia idea. Pero la diputada que preside la comisión más amiga del negocio inmobiliario, la de Planeamiento, se “olvidó” de sacar un detalle que es parte importante de la trampita. Lo que Pedreira acepta derogar es el artículo 2 de su reglamento original, el que marcaba lo de la comunicación fehaciente. Lo que no pone es el artículo 1, que ordena que la Comisión de Patrimonio sea la única en toda la casa que tenga que decidir por mayoría. Esto parece una tontera y algo de sentido común, pero resulta que existe una eterna tradición de despachos en minoría, donde el tema es resuelto sin una mayoría de votos.

O sea, otra rentable trampita para que los especuladores hagan lo suyo, al demorar los trámites de catalogación.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice
  • Nota de tapa
    Una tarde en el CAAP
    Una sesión en el Consejo que trata los edificios anteriores a 1941 permite ver el porqué de una...
    Por Sergio Kiernan
  • Zona liberada
    Por Facundo de Almeida
  • CON NOMBRE PROPIO
    Sostenibles
    Por Luján Cambariere

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.