no

Jueves, 12 de mayo de 2005

LLEGA GROOVERIDER, DJ INGLES

El dream del drum

 Por Yumber Vera Rojas

Recién paridos los ‘90, el añejo jungle le dio sazón al caos metropolitano de la Inglaterra de los conservadores. El subsuelo se convirtió en su nicho y el gourmet sonoro antillano estableció la diferencia con las rudas formas aeróbicas del dance neerlandés y teutón. Auspiciado como el techno negro, DJs y músicos, ante tanta adrenalina y pop italiano fofo bailable, reclamaron un nuevo espacio en las pistas del over de la Corona. En 1995, Timeless, el debut de Goldie, marcó la institución del ahora drum’n’bass junto con los germinales Hardstep Selection, Vol. 2 y Mixmag Live!, Vol. 2 de Grooverider. Ambos productores/DJs establecieron el Boca-River dentro del drum’n’bass. Advierte Grooverider: “Goldie ofreció muchos aportes al drum’n’bass. Pese a que su labor no sea tan evidente ahora, todavía crea obras maravillosas junto a Metalheadz y estimula la producción de Rufige_Kru. Goldie estremece las pistas de baile, al igual que yo. Seguimos proponiendo y trabajando”.

Nacido bajo el nombre de Roger Bingham (Londres, 1976), Grooverider, quien estará tocando este viernes 13 a las 22 en Club Aráoz (Aráoz 2424), constituye con DJ Fabio el dream team del drum’n’bass. Otrora residente del épico club Rage –semillero de toda la ramificación hardcore del dance inglés–, sus beats transpiran la sustancia política e ideológica. Sus oscilaciones lo llevaron a tutearle al jazz, al house, al hip hop y al soul. Durante los últimos años, el drum’n’bass, luego de que el cuerpo aprendiera sobre los misterios de su síncope, participó en la enarbolación de toda una línea estilística que va del trip hop al illbient. No necesariamente se trata de un agotamiento del género. “Comencé en el circuito de clubes entre los 16 y 17 años. Dentro de mi búsqueda musical, en el drum’n’bass encontré colmar mis inquietudes. No por nada soy uno de los pioneros. Los cambios que percibo en el drum’n’bass son una consecuencia de la globalización del género. En estos momentos, en el Reino Unido muchos artistas ofrecen numerosas variantes que contribuyen en su expansión y longevidad.”

Desde América latina, Brasil comanda toda una estampida de DJs y productores que vieron en las formas percusivas del drum’n’bass una herramienta para globalizar su folklore. DJ Marky –con un posgrado en Inglaterra– y el binomio DJ Patife & Mad Zoo son las dos caras de una misma moneda. En un primer paneo, la renovación del género viene de la mano de los brasileños. “No sería tan exclusivista. También los norteamericanos y los australianos le inyectaron personalidad. Y, por qué no, también podríamos pensar en la posibilidad de que un argentino forme parte de esta avanzada.” Precursor en la mixtura de breakbeat y techno en 1993, es uno de los abanderados del Darkside. En 1996 salió a la venta su único larga duración, Mysteries of Funk, que recibió en 1999 el premio MOBO (Music of Black Origin) y colaboró con Cypress Hill en el sencillo Where’s Jack the Ripper. En su primera visita no sólo a la Argentina sino a América latina, Grooverider viene preparado para un importante intercambio trasatlántico. “Conozco a Maradona y a otros jugadores argentinos que participan en la Premier League. No sé más que eso. También conozco a Bad Boy Orange, me llegó un demo. Va por buen camino.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.