no

Jueves, 8 de diciembre de 2005

VALLE DE MUÑECAS SACA “DIAS DE SUERTE”

Desértico y frágil

Por Santiago Rial Ungaro €El mito del “eterno retorno” del sonido de las guitarras eléctricas se confirma con el debut de Valle de Muñecas. La nueva banda de Mariano Esaín (más conocido como Manzana) retoma la rica tradición de bandas de hermanos al servicio de un sonido guitarrero, brumoso, denso y energético. Con el aporte de Luciano Esaín (ex Playmobil, hermano menor de Mariano) en la batería y las guitarras de Leandro de Cousandier, Días de suerte es un disco que no defraudará a los seguidores de Menos Que Cero (referente de Manzana para muchos), pero también hay algo más: la amplia experiencia de Mariano Esaín como productor le da a este disco una excelencia a nivel producción que le permitió creer un clima complejo, en el que el dolor y la angustia parecen sugerir que todo puede cambiar. Días de suerte es un disco dramático y a la vez cálido, en el que, más allá de la calidad de las canciones (y aquí hay un par de las mejores que Esaín haya compuesto, como Sábado), Esaín ha alcanzado cierta maestría como productor. “Con este disco me tomé la cosas mucho más tranqui que lo que había sido con Menos Que Cero. Mi idea es hacer discos que le generen a la gente lo mismo que algunos discos me generaron a mí.” De esta forma, su mérito como productor es hacer que Valle de Muñecas sea una banda a la vez garagera y sofisticada, rabiosa y lírica. Y personal. “Cuando uno tiene un espectro de música tan amplio nunca sabe qué va a salir de esa coctelera. Mi hermano tiene un groove bastante oscuro, ahora no hay tanta adrenalina. Pero yo no hago dark: hago canciones.” El nombre del grupo cita al Beyond the Valley of The Dolls de Russ Meyer, delirante clásico del cine bizarro. “El nombre ya lo tenía desde antes de armar Menos Que Cero. Me hace acordar a algunas bandas de rock americano de los ‘80 como Dream Syndicate o The Gun Club.” Pero si hay algo desértico y frágil en Valle de Muñecas, también hay cadencias tangueras (Manzana es más porteño que el dulce de leche) a la vez que hay guiños a los Stones, a Teenage FanClub y, por qué no, a Menos Que Cero. Esaín (que produjo los últimos de Mataplantas, Los Peyotes, Norma y a los uruguayos Astroboy y Pez) cree que su trabajo como productor fue decisivo. “En esos discos yo participé mucho y me dan ganas de seguir haciendo cosas así con Valle de Muñecas. Por un lado creo que con mis discos experimento cosas que no puedo hacer con otras bandas. Las condiciones en las que grabé fueron bastante extremas: en un buen estudio, pero microfoneamos todo en vivo. No sé si a un grupo que me está pagando $ 800 por día le puedo hacer experimentar algo que yo tengo en la cabeza y que capaz después no sale tan bien. Por otro lado, este disco se paró durante varios meses porque me surgieron laburos como productor y lo primero que suspendí fue mi propio disco (risas).” El año pasado, cuenta Esaín, fue el primer año en el que se encontró “tapado” de laburo. “Había momentos en que trabajaba 20 horas por día. Pero la verdad es que todos los discos que produzco me enriquecen. Pienso que en un momento en que todo está cada vez más comercializado y los sellos toman decisiones que van cada vez más en detrimento de la calidad musical, es lógico que nadie va a hacer las cosas mejor que uno. El bajo perfil de alguna manera te puede permitir ir creciendo de a poquito. Pero si no te merecías crecer, con el bajo perfil no vas a crecer nunca.”

Compartir: 

Twitter
 

Valle de Muñecas toca hoy en el Teatro Piccolino, Fitz Roy 2056. A las 21.30.
Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.