no

Jueves, 24 de agosto de 2006

OUTKAST CONTINUA CON SU CULEBRON

“No le disparamos a nadie”

Dré y Big Boi se pelean permanentemente, sobre todo cuando están por sacar un nuevo trabajo. Ahora llega Idlewild, disco-película, como para hablar de otra cosa. “No fuimos presos, no nos acostamos con Paris Hilton, entonces ¿de qué van a hablar?”, se defendió Dré.

 Por Roque Casciero

La noticia es que OutKast publica un nuevo disco y se estrena su película (ambos se llaman Idlewild), pero en realidad no es sino un nuevo capítulo de la telenovela que tiene como protagonistas a André Benjamin (alias André 3000 o Dré) y a Antwan Patton (más conocido como Big Boi). Tal vez suene exagerado, pero las entrevistas e informaciones que aparecieron en los días previos al desembarco de Idlewild son la continuación lógica de la saga que mantuvo en vilo al mundo del hip hop mientras los pegadizos Hey, Ya y The way you move hacían que Speakerboxxx/ The love below vendieran 11 millones de copias.

La historia de desencuentros entre las dos mitades de la banda que revolucionó al hip hop en este milenio comenzó en 2002. Fue al final de la gira de Stankonia, cuando Dré le anunció a Big Boi, su compañero de aventuras desde la secundaria, que no tenía intenciones de volver a subirse a un escenario. Poco tiempo después, Benjamin dijo que estaba trabajando en un disco solista. Finalmente, con los buenos oficios de su discográfica de por medio, la cuestión se resolvió salomónicamente: cada uno haría su álbum en solitario y saldrían en conjunto. Funcionó bien, porque Speakerboxxx/ The love below (de Big Boi y Dré, respectivamente) mostró las dos caras de la moneda OutKast y ambas eran atractivas. Sin embargo, Dré, el personaje renacentista que desborda elegancia, dejaba traslucir en las entrevistas la idea de que no había mucho futuro para la banda. En sus planes estaba la actuación, el diseño de vestimentas masculinas y, tal vez, dedicarse a tocar algún instrumento en un club lleno de humo. Cualquier cosa salvo volver a rapear, con o sin su compadre. Big Boi, en tanto, salió de gira solo, mientras mascullaba bronca. Es que él, que se viste y se comporta como un rapero promedio, está a años luz de las excentricidades de Dré.

El primer indicio de que el culebrón tendría un nuevo capítulo fue una nota aparecida en mayo en la revista Entertainment Weekly, con un título nada sutil: “¿El fin de OutKast?” Ahí se hablaba de que no pueden pasar demasiado tiempo en la misma habitación y de que Big Boi no se banca que Dré no salga de gira, pero lo más fuerte es un cruce (por separado) acerca de la interferencia familiar. Sucede que Big Boi, que antes tenía un caño para strippers en el living de su casa, ahora pasa mucho tiempo con su mujer Sherlita y sus tres hijos. Y Dré se fue de boca: “El único momento en el que tu arte no trastabilla es cuando ponés todo en tu trabajo y no en prestarle atención a tu esposa”. Lógicamente, le preguntaron si se refería a su compañero, pero contestó que no podía hacer comentarios sobre eso. Big Boi se puso como loco: “Dré conoce a mi familia, pero no los detalles de mi vida personal, así que no puede hacer comentarios sobre eso”.

Otra de las “infidencias” de Dré fue comentar que no estaba del todo conforme con The Mighty O, la canción que abre Idlewild y el primero desde 2000 en el que ambos OutKast rapean juntos (de las 19 que trae el disco, sólo colaboraron en seis). “Honestamente, tenía mucho escepticismo acerca de la canción”, dijo. “Me gusta lo que digo en el rap, pero no sonaba a nuestra altura. La publicamos porque necesitábamos una canción con ambos en ella. Y como la gente no me escuchan rapear desde hace rato, pensé que sería algo nostálgico. A todo el mundo le encantó, así que dije ‘a la mierda’ y la dejé.” El cierre de la entrevista venía con la misma carga de ambigüedad respecto del futuro que Dré maneja desde que hizo The Love Below: “El negocio ha puesto tirante nuestra relación, pero igual somos como hermanos. Podemos discutir, pero igual vamos a estar juntos. Quiero que a Big Boi le vaya bien dentro y fuera de OutKast. Porque hay ciertas cosas que no duran para siempre y uno tiene que empezar a prepararse”.

En Sony/BMG más de uno habrá respirado aliviado cuando se enteró de que los OutKast al menos habían grabado juntos en un track. Obviamente, The Mighty O fue programado como single, pero no tuvo videoclip. “Pensábamos grabarlo, pero dimos demasiadas vueltas y se hizo tarde”, le dijo Dré amtv.com. Entonces, de vuelta al concepto de Speakerboxxx/ The Love Below: un single de cada uno (en el que el otro no aparece ni en el clip) y a otra cosa. ¿Volverán a mostrarse juntos en pantalla? Según Dré, si eligen Hollywood Divorce como próximo single, lo grabarían ambos. Por si pasó inadvertido: la canción se llama “Divorcio a lo Hollywood” y ellos acaban de hacer una película...

Seguramente aquí habrá que esperar hasta la edición en dvd, pero en Estados Unidos Idlewild llegará mañana a los cines. Se trata de un musical sobre los años ‘30, la época de la Ley Seca, aunque con hip hop mezclado entre el swing, el do-wop y el blues, tal como está reflejado en el disco. Los OutKast encarnan a dos músicos que, según Dré, son el reflejo de sus personalidades llevadas al extremo. Big Boi es Rooster, un cantante medio mafioso que hereda un club llamado Church (aunque de iglesia no tenga nada), y su compañero es Percival, un pianista con una visión diferente de la música. A pesar de que la película los muestra como amigos de la infancia, sólo aparecen juntos en tres escenas. Y al final, Rooster le entrega a Percival los pasajes para que éste busque su destino musical en Nueva York. Toda una alegoría para echarle leña al fuego del culebrón.

Y por si hace falta un poco más, Dré prepara un dibujito animado para Cartoon Network, llamado Class of 3000, que describió así para el New York Times: “Trata sobre una súper estrella que, en la cúspide de su carrera, decide tomarse un descanso. Vuelve a su ciudad natal, Atlanta (nota: igual que hizo él después de irse a Los Angeles). Al mismo tiempo, cinco o seis chicos con talento en una escuela de arte pierden a su maestro, así que el director les dice que quizás al año siguiente no habrá clases de música”. Los chicos convencen a la megaestrella de que se convierta en profesor. ¿Será ésa la forma de Dré de abandonar el negocio de la música en el futuro? Por lo pronto, ese deseo que ya expresó varias veces sólo se verá reflejado en el dibujito, porque deberá entregar 26 canciones en dos años, una por cada episodio, sin contar que OutKast todavía tiene contrato por un disco más.

“Todos estos rumores de separación son porque en los doce o trece años que hace que estamos juntos no le disparamos a nadie, no matamos a nadie, no fuimos presos, no nos acostamos con Paris Hilton, entonces ¿de qué van a hablar?”, se defendió Dré en blackmovies.com. “Definitivamente no estamos separándonos. Somos hombres grandes, no pasamos el tiempo juntos como antes. O sea, pasamos tiempo juntos, pero no cada día como solíamos hacerlo. No vivimos en la misma casa como lo hacíamos antes. Es como con un hermano. Crecés con él, pero en un momento tenés que irte y tener tu propia casa, tu propia familia. Es un juego distinto, pero todavía jodemos como cuando estábamos en la secundaria.” Y Big Boi completó: “A veces, por un instante, nos enojamos con el otro y reaccionamos mal. Alguien viene y nos entrevista, y realmente trata de pintar su propio cuadro. Todo el tiempo que nos entrevistan estamos jodiendo, cagándonos de risa y hablando de cosas que nos pasaron, como cuando teníamos 17, y el tipo va y escribe una historia tipo ‘Bueno, él está distante, no le habla al otro y pienso que tomaba Pepsi cuando en realidad quería Coca-Cola’. Son puras pelotudeces”. Si toda esta telenovela es sólo un reflejo tardío de parte de los entrevistadores, que se quedaron con la imagen del OutKast 2003, entonces quizá los nuevos capítulos deparen un final feliz. Pero, claro, sólo Dré y Big Boi pueden continuar escribiendo el guión.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice
  • Nota de tapa> QUE, POR QUE Y COMO PROGRAMAN LAS EMISORAS
    No hagan payolas
    Las radios son poderosas a la hora de orientar consumos musicales. El NO investigó cómo se...
    Por Mario Yannoulas
  • UN CRONISTA DEL NO BUSCA JUGUETES SEXUALES EN LA VIA PUBLICA
    Señor quiosquero...
    Por Javier Aguirre
  • OUTKAST CONTINUA CON SU CULEBRON
    “No le disparamos a nadie”
    Por Roque Casciero
  • PICANROL > EL SUB-SUPLEMENTO BASQUETBOLISTA DEL NO
    Embocar de una
  • SE REEDITA ROCKBIT
    Azafata va al cielo
    Por Julia González
  • EL HUMOR DE “SI, AMO...”
    Al palito
    Por Sebastián Ackerman
  • BIFE ANGOSTO
    Bife angosto
  • AGENDA
    Agenda
  • PATCHANKA
    Patchanka
  • AGUAS (RE) FUERTES
    Fair play
    Por Javier Aguirre
  • CLARA DE NOCHE
    Clara de Noche

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.