no

Jueves, 25 de enero de 2007

MILROCKERAS.COM.AR

“Desgraciadamente, Ozzy no nació mujer”

Hicieron una web sobre rockeras hecho por rockeras y la movida fue creciendo como bola de nieve. Ya juntaron más de cien casos.

 Por Cristian Vitale

Todo nació en casita. Guadalupe y Luciana, bajista y guitarrista de Cruel Nocturna, maquinaron motorizar un portal que tuviera como fin “dar una mano a las chicas que hacen rock”. El principio fue arduo: juntar data de bandas color rosa para subir a la web y esperar el boomerang. “Pensamos que iban a pintar cinco gatas locas. Empezamos contactando nosotras, hasta que no tuvimos que hacerlo más: nos caían fichas de todos lados”, cuenta Lu. Bajo el slogan “Milrockeras, el portal de rockeras hecho por rockeras”, la movida fue creciendo como una bola de nieve en trance y hoy aparecen más de cien grupos, con nombre, género curtido, fotos, información y videos. Para Guada, periodista, se transformó en una especie de “pyme que no factura” y para Luciana, webmaster del sitio, en un grito en estéreo. ¡Somos pocas, pero miren que existimos! De la A a la Z, están las fichas de casi todas las mujeres que hacen rock en la Argentina. No sólo las “consagradas” —Andrea Alvarez, Leonor Marchesi, Patricia de She Devils, Ana Volena— sino de todas con su foto, el instrumento que toca, las influencias, las bandas anteriores y la actual. “Ojo que no hay un trasfondo feminista. Todas hemos tocado con hombres, y amamos estar con ellos”, aclara Lu.

El sitio también provee una agenda —diariamente renovada— con recitales donde toquen chicas, data útil para moverse en el under —salas, estudios, fotógrafos, agentes de prensa, luthiers, iluminadores, sonidistas, diseñadores gráficos, etc.—, reviews de shows, fotologs, reportajes, biografías de las grandes rockeras de la historia y clasificados con chicas que se ofrecen para tocar y otras que buscan. “No llevamos la cuenta, pero en la Argentina debe haber, fácil, cien bandas con o de mujeres”, informa Guadalupe. La vigencia del sitio —además de integrar el disperso mundo de mujeres rockers— tuvo su mayor efecto en el Milrockeras Metal Fest, que ocurrió a fines de diciembre en el sótano de Unione y Benevolenza. Tocaron allí Bloodparede, Etherna y Cruel Nocturna, y fue como doblarle el codo al riesgo.

“La idea fue agarrar un rubro carente de chicas. Nosotras hacemos las fichas de las bandas y somos conscientes de que el género menos elegido por las músicas es el metal. Todo salió bárbaro”, explica Luciana. Una de las atracciones de la noche negra fue Brenda, corrosiva cantante de Bloodparede, banda de gothic-metal electro —”o algo así”—, que alguna vez fue soporte de Fear Factory en Obras. Y gran pionera del metal femenino. Durante ocho años, esta nena grandota con flequillo cortísimo cantó en la única banda de death metal que hubo en Latinoamérica: Sarcástica. “Igual, mi pasado es re punky. Como mi vieja era metalera, muy kissera, yo reaccioné con Exploited. Me hice punk, todo mal”, le dice al NO. Cruel Nocturna, la banda de Guada y Lu, también es pesuti, pero más inclasificable. “La gente necesita poner rótulos, pero nosotras no nos proponemos componer como para sonar a algo en especial. Lo único claro es que nos gusta la música pesada, riffera y oscura”, define la guitarrista, confesa fanática ¡de Bach! El tercer grupo del Metal Fest, Ethernal, es el coto de caza de Sofía, una nena también oscura, que arrancó tocando el violín a los 5 años y hoy empuña el bajo. “Lo nuestro también es metal, tirando al gothic.”

Camila, la rubia hermana de Guadalupe, directora de cine, bardera y guitarrista de Maléfica —rock metalero, machacoso y estribillero—, contrapesa con el tono clásico. En dos minutos desparrama una labia rocker imparable. “Yo soy fana a morir de Alice Cooper. Y también muero por AC/DC, Judas Priest, Black Sabbath, la escuela maldita del rockabilly y Led Zeppelin. Mi voz es de la escuela Bon Scott, cruda y rota. Ah, y soy ininstitucionalizable”, ríe.

Elemento en común I: ninguna es feminista. Camila admite que no hay como tocar con minas, pero que los hombres son inevitables. “Desgraciadamente, Ozzy no nació mujer”, tira y se ríe. Todas aceptan. Elemento en común II: todas escriben. ¿Desde dónde se para una mujer para componer letras de rock pesado? “En el caso de Cruel —contesta Luciana—, las letras hablan de sentimientos humanos. Quizá no cuentan historias o hechos, simplemente maneras de sentir las cosas. Subjetividad pura. Y son bastante tristes.” Brenda saca chapa de demonia inclaudicable. Muestra los colmillos: “Mis letras tienen como una mala onda implícita, agresiva. Provienen del odio que uno tiene por todo lo que le pasa en la vida. Son violentas” (risa colectiva). “Yo escribo desde que tengo 13 años —tercia Sofía— y, al momento de armar la banda, tenía un stock de textos oscuros, preguntas que me hacía sobre la muerte, pero desde un lado romántico. La muerte, que se toma como algo trágico, también puede ser algo hermoso.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice
  • Nota de tapa> GRANDES TEMAS DEL VERANO: LOS MISTERIOS QUE SE OCULTAN DETRAS DE LA CANCION QUE TERMINA UN DISCO
    Todo tiene un final
    Promediando la mitad del verano llegan las preguntas profundas que uno se hace mientras suda:...
    Por Javier Aguirre
  • MILROCKERAS.COM.AR
    “Desgraciadamente, Ozzy no nació mujer”
    Por Cristian Vitale
  • MONDOCLIPS.COM.AR
    Clips modernos
    Por FEDERICO LISICA
  • SOBRE LA CRECIENTE INFLUENCIA MUSICAL DE LUCAS MARTI
    Universo Martí
    Por JUAN MANUEL STRASSBURGER
  • TODOS JUNTOS EN CAPILLA
    El reggaefugio de la cultura
    Por Mariano Blejman
  • JOSE MARIA MUSCARI ESTRENA LA OBRA “COTILLON”
    El Federal
    Por SEBASTIAN ACKERMAN
  • AGUAS (RE) FUERTES
    Pegotes
    Por Javier Aguirre
  • PATCHANKA
    Patchanka
  • BIFE ANGOSTO
    Bife angosto
  • AGENDA
    Agenda
  • CLARA DE NOCHE
    Clara de Noche

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.