no

Jueves, 15 de febrero de 2007

VILLA MARIA

Dividiéndose por un sueño

 Por POR KARINA MICHELETTO
Desde Villa María

  • ¿Así que este verano Córdoba iba a ser territorio de Callejeros, con una última noche del Cosquín Rock armada casi en función de la banda de Villa Celina? El lunes pasado, a unos ciento cincuenta kilómetros al sur de Comuna San Roque, el rock se mudó a Villa María, en lo que terminó siendo una suerte de respuesta indirecta de Divididos ante el dilema que todavía molesta en las huestes del rock local: si Callejeros debe o no seguir tocando, y si vale la pena acompañarlos. Mollo y compañía (al igual que Catupecu Machu) le habían dicho que no a José Palazzo, responsable del Cosquín Rock, “por diferencias ideológicas con la organización”, convencidos de que no podían compartir un escenario con la banda que tocó en la trágica noche de Cromañón. Por eso aquel festival duró tres días, en lugar de los cinco de años anteriores. Sin más declaraciones de por medio, Divididos terminó en otro escenario cordobés, un día después. Quien quiera entender, que entienda. Pero si Cromañón generó bandos ideológicos enfrentados entre los músicos, no parece haberlo hecho en el público, al menos por lo que se vio en Villa María. Fueron muchos los que llegaron a escuchar a Divididos luciendo remeras de Callejeros o del Cosquín Rock con esa banda destacada, seguramente en un enganchado turístico rockero. Y, a falta de trapos (sólo alguna que otra banderita artesanal con hoja de marihuana pintada, pobretona y perdida entre la multitud), las únicas dos banderas que se vieron colgadas fueron de... Callejeros. A la hora de los enfrentamientos rockeros, el único que sigue coreando este público es el vetusto anti-Soda Stereo. ¿Y si aggiornamos un poco las enemistades, muchachos?

  • Roberto Pettinato fue el conductor de la noche rockera de Villa María, más que presentador, un showman con puertas abiertas por la tele y seguidores propios, capaz de marcar presencia en cualquier escenario que pise. Lo suyo antes de cada presentación (pasaron León Gieco, Los Tipitos y los locales Mr. Mojo, además de Divididos) es un show aparte, con frases para guardar: “A veces pienso que un día León Gieco se va a abrir el chaleco y va a salir Mercedes Sosa de adentro”. “Iba a venir Pergolini, pero ya ganó mucho dinero. Si no, les juro que se preocupaba por ustedes.” “También iban a venir los chicos de Gran Hermano, pero a mí me gustaba más la segunda edición. Ahí estaba la vaca, que tenía cara de pensante.” “El señor Prodan decidió partir, pero por rompebolas, porque ni la muerte lo quería llevar. Todavía huelo la ginebra adentro de mi saxofón. Luca era el único tipo que te tiraba ginebra adentro del saxo mientras tocabas. Yo le explicaba: ‘Luca, no es un trago largo, es un saxofón’.” Eso sí: ese que se ve tan loco suelto sobre el escenario, una vez que baja se transforma en un obsesivo detallista, pegado al teléfono entre entrada y entrada para chequear cómo va saliendo todo por la tele. Se hizo tiempo para degustar un costillar asado, pero no dejó de estar atento al minuto a minuto de imagen vía celular. En su contrato había puesto como condición ser el único conductor y poder tocar el saxo con una banda durante la noche. Pegó doblete: primero acompañó a Divididos en una luminosa versión de Mejor no hablar (de ciertas cosas); después fue invitado de Gieco en La rata Laly.

  • “El novio de Natalia Oreiro.” Así presentaban los medios locales a Ricardo Mollo, quien se instaló en la ciudad con Diego Arnedo, Jorge Araujo (en reemplazo del lesionado Catriel Ciavarella) y su equipo técnico un día antes de su actuación. Se guardó en el hotel y no hubo forma de sacarlo. En el bar del mismo hotel, Javier Calamaro debió lidiar con el loquito del pueblo, que era loco pero nada bobo, y se ocupó de pegar donde más duele: “¡Che, te confundí con tu hermano! ¿Por qué no vino él?”, le gritó con voz sacada de una punta a la otra del bar repleto. Calamaro hermano respondió con un rosario de fuckings nerviosos. Tras esta fecha habrá más rock en Villa María: Los Piojos están anunciados para el 31 de marzo en este mismo escenario, antes que en el Quilmes Rock de River.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Ricardo Babalsi
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.