no

Jueves, 1 de marzo de 2007

TAPAS RARAS PARA GENTE ANORMAL

No logo

En ese afán por palpitar las bases de lo novedoso y lo insolente, el pendejo pegando la patada al aire que representó por tanto tiempo el logo del suple ya decía mucho. Pero los lectores se despertaron el 22 de septiembre de 1994 con una rareza: el NO apareció como Ni. Tanto la tapa —-un morenazo vestido con pollera y cubriéndose ¿la bombacha? a-lo-Marilyn— como el título —”Flower Power S.R.L.”— reivindicaban el contenido ambiguo de esa edición, que abordaba en sus páginas centrales la avanzada de grupos alternativos que recién despertaba: NIN, Pavement, Green Day, Afgan Whigs, Cypress Hill y L7. Así como ésta, un sinnúmero de singularidades, ilustraciones especiales y fotos extrañas nos han acompañado. Como la imagen del gordo macabro que encara el número que evalúa lo relevante del ‘94 y lo que se vendría del ‘95. O el zumo que se les exprimió a los Stones en su primera visita al país, en el que las caricaturas de Miguel Rep sirvieron de advenimiento, el 16 de febrero del ‘95, sobre el estereotipo del “viejita” y la cultura rolinga. Meses más tarde, en una suerte de postal, Charly García posaba con bandoneón en mano —ahora con la chica ¿punk? como símbolo— como expresión del romance entre el tango y el rock.

En mayo del año siguiente fue diario amarillista para adentrarse en el lado oscuro del rock. Y en 1997, en una reevaluación del significado de la palabra bizarro, una producción contuvo como portada, bajo el título de “Buenos Aires Bizarro”, un afiche típico del cine de ese género, con reptiles gigantes, gente aterrorizada y frases que rondaban lo grasa como “Coca Sarli resucitada”.

En junio de 2000, el minimalismo se apoderó del diseñador, con Green Day posando la mitad de sus rostros, mucho aire encima, sin enunciado y sólo con una mención: “Página 4...”. En octubre de 2003, Radiohead lanzaba el indietrónico Kid A, pero en julio se descubrían los secretos de su página web, donde el diseñador Stanley Donwood interpretaba las obsesiones de Thom Yorke. Y la tapa reflejaba tan sólo un trozo de esa cosmogonía artística, con una suerte de garabato de planeta que hacía alusión a la propiedad. En esa época de recambio generacional y musical, el nü metal captó la atención de los mass media. Representando con ironía ese movimiento, una producción acerca de sus protagonistas tuvo como presentación un parapeto de bandera estadounidense con el símbolo del género masculino apuntando hacia Bush y la misoginia. Al año siguiente, en un resumen de lo que sucedió en 2000, con un hombre bomba siéndole funcional al casi inmolador título: “Por fin”.

“Alta tensión” definía lo que pasaba en una Capital devaluada en 2002 y despedía la era en blanco y negro. No obstante, no todo ha sido música: una foto tentadora de una chica semidesnuda, en febrero de 2003, ilustra las revelaciones de una prostituta. Una tapa sin logo del 2 de junio de 2005 expone un poderoso mix entre la rebelión del proletariado, una victoria política del “NO” en Francia, y el nuevo disco de New Order, Waiting for the Sirens’ Call. No logo.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.