no

Jueves, 11 de octubre de 2007

OJAS EDITA “NARANJA”

Con olor a Romero

Sacaron un disco producido por Pablo Romero (Arbol) y fueron editados por Sony/BMG, dos noticias para festejar entre los amantes de la república separatista de Haedo. “Los chabones nos respetan”, dicen. Se refieren a la industria.

 Por Julia González

Naranja es el nombre del cuarto disco de Ojas, el último que grabaron desde que eran independientes, ya que acaban de firmar contrato con Iguana Records, un desprendimiento de Sony/BMG que edita bandas del under. Este disco fue producido por Pablo Romero y sólo una canción por Chávez, cantante de Nuca, con el que los une esa clase de amistad que viene por el lado del barrio, de tocar juntos, al igual que con Shambala. Que la naranja sea una fruta es una coincidencia, porque lo que provocó este bautismo fueron los colores del atardecer que se veían desde los estudios del Abasto, en General Rodríguez, conocido ya por el jardín, la pileta y la conexión con la naturaleza que sus clientes disfrutan a la hora de grabar. “Queríamos que el disco sonara de una forma, tuviera una calidad de sonido, y ahora lo escucho y es terrible lo que suena, quizá más de lo que me hubiese imaginado”, se sincera Pablo (guitarra) y compara esta Naranja con el fruto del trabajo de casi tres años, que es el tiempo que invirtieron en hacer el disco.

“Energía espiritual que lo rige todo”, significa Ojas en sánscrito. No es que los chicos oriundos de Haedo pensaban realmente que la “h” de “hojas” además de muda, era invisible. ¿Cuál es el estilo de esta banda? Rock con algún desquicio de punk, armonías pop, influencias de la música electrónica y una beta étnica que aportan el didjeridoo o el xilofón, tamizado por ese espíritu Arbol, proveniente del cráneo de Romero. “Es una mezcla de todo; yo diría que es rock alternativo, ahora se le llama indie”, define el guitarrista. Desde el grunge de Seattle, pasando por bandas como Chemical Brothers o Daft Punk, hasta The Cure, están presentes en sus composiciones. De alguna manera, los integrantes de Ojas viven conectados por la música que van descubriendo y se pasan de mano en mano, lo que les resulta inevitable para esculpir su propio sonido y de esta forma alimentar los cambios que ellos mismos contraponen a las fórmulas repetidas.

Un ejemplo de la diversidad en el sonido es la versión de Pet Sematary, de los Ramones, que grabaron en vivo con sintetizadores. De todos modos, al finalizar el tema piden disculpas: “Esperamos que no se ofenda nadie. Porque hay gente que no le gusta que toquen clásicos de las bandas. Nosotros somos muy fanáticos de los Ramones. Por respeto, más que nada”.

El sueño de muchas bandas chicas puede ser firmar contrato con Sony/BMG. En el caso de Ojas, la onda con la compañía se dio cuando grabaron el tema Mi vieja en el disco Pappo versionado, un homenaje al Carpo que editó Iguana. Tras ocho meses de burocracia en la previa a la firma del contrato, finalmente llegaron a un acuerdo. “Hoy no podemos ver todo el cambio que se viene, no vemos lo que hay en el futuro, quizá mañana sí. Seguimos siendo exactamente los mismos, sabemos que tenemos un respaldo, que podemos tocar en festivales, tal vez de otra forma cuesta más, pero estamos tranquilos y como queríamos: laburando”, explica Pablo, como para dejar en claro que este contrato sólo simplifica un poco más que algunos temas engorrosos, como llegar a ciertos lugares a los que antes no accedían, como Tucumán o Bariloche. “Por suerte los chabones nos respetan, hasta el corte lo pusimos nosotros. Pensamos que las cosas tienen que ser así como las planteamos en un ciento por ciento; y no es por capricho sino porque la banda piensa de esa forma y tiene que ir por ese lado”, se planta Pablo.

* Ojas toca este sábado en Peteco’s, Av. Meeks 4292 y Garibaldi, Lomas de Zamora. A la 1 de la madrugada.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.