no

Jueves, 27 de diciembre de 2007

ESCLAVOS DE NUESTRAS PALABRAS IV > EL AÑO DE LAS VUELTAS

“Cómprenme las entradas y entonces voy a ir a mi propio concierto”

Vista a la distancia, esta frase de Gustavo Cerati resopla de cinismo doble y triple por donde se la lea. Esto mandó a decir el cantante cuando este suplemento le preguntó por la vuelta de Soda Stereo.

 Por Yumber Vera Rojas

”El hecho de que Soda Stereo provoque tanto revuelo tiene que ver con algo, ¿no? Algo no se está moviendo lo suficiente. A lo mejor esto agita un poco más las cosas, aunque sea retrospectivo y venga de una banda que se reúne.” Con esta frase Gustavo Cerati conjeturaba en septiembre pasado una de las tantas consecuencias que desencadenó la reagrupación del trío que encabeza. Seis meses antes el guitarrista y vocalista de Soda negó de forma socarrona a este suplemento el regreso del grupo –desacreditando datos irrefutables que luego se pudieron constatar a través de la ambiciosa gira Me verás volver– con un “cómprenme las entradas y entonces voy a ir a mi propio concierto”. Aunque efectivamente éste asistió a su show pero en calidad de protagonista, casi un millón de personas acudieron en plan de espectadores en toda la gira para disfrutar de la vuelta más importante del rock argentino e incitaron una sexta presentación en ese mismo predio –realizado el viernes pasado– que les sacó a los Stones el record de convocatoria en el país. Tras la tanda de rumores que circularon previamente, el tour alcanzó a diez países del continente a través de 22 recitales. Luego de haber ganado encuestas y premios durante estos dos últimos meses, ¿la resucitada agrupación seguirá viva?

River también sirvió de escenario en diciembre para otra de las vueltas de 2007: la de The Police. Mediante una soberbia puesta en escena de delicado acabado, el trío británico regresó a la Argentina luego de 27 años –como parte de un tour que comenzó en mayo en Canadá y terminará en junio de 2008 en Inglaterra– para agitar nuevamente un cancionero que forma parte del imaginario de la música pop. Si bien algunos de los temas pasaron por la jazzeada estampa patentada por Sting tras la separación de la banda en 1984, la esencia arrebatada de Outlandos D’Amour se sintió en algunos pasajes de los dos recitales que brindaron acá. Unos meses antes, en septiembre, Buenos Aires se convirtió en la segunda escala de la serie de presentaciones que reagrupó a los españoles Héroes del Silencio. El cuarteto de Zaragoza inauguró la pasada edición del Pepsi Music ante unas 30 mil personas, enarbolada finalmente como la jornada de mayor convocatoria del festival. Por su parte, The Who encaró en el segundo semestre de 2006 el tour de su fabuloso disco Endless Wire, que tenía previsto shows en Sudamérica en el verano de 2007. River acogería al legendario conjunto inglés, acompañados por The Stooges. Pero se suspendió a raíz de la cancelación de Brasil.

Seguro el 2007 quedará en el recuerdo como el año de los regresos en el rock. A pesar de que no pisaron la Argentina, Devo protagonizó una de las vueltas más dignas, a tal punto que el festival Sónar los halagó como uno de los actos especiales de su versión de 2007. Incluso, debido a su visita a Brasil en noviembre para participar en el Planeta Terra Festival se vislumbró la posibilidad de traerlos para Buenos Aires. Y aunque Marky Ramone haya dicho en una entrevista para el NO que “Los Ramones fuimos cien veces mejores que los Sex Pistols”, siempre una algarada verborreica de Johnny Rotten es capaz de sacudir los ánimos y cultivar las polémicas.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.