no

Jueves, 3 de julio de 2008

ROCK IN RIO EN PORTUGAL

El heavy cambia de clima

 Por Oscar Soria

Desde Lisboa

Si bien el movimiento ambientalista siempre tuvo una fuerte alianza con las estrellas mundiales del rock, no siempre ha sido el caso de las bandas de heavy metal. En Lisboa grupos como Apocalyptica o Moonspell sorprendieron con sus mensajes verdes. ¿Bandas de heavy metal apoyando las causas ecológicas e interpretando música clásica en uno de los conciertos de rock más importantes del mundo? Sí, la experiencia fue bastante... rara. Y también sorprendente: más de 30 mil personas firmaron un manifiesto de Greenpeace exigiendo a los líderes mundiales a combatir el cambio climático, al igual que lo hicieron la mayoría de las bandas de rock. Apocalyptica, como otros grupos europeos, asaltaron Lisboa con la Quinta Sinfonía de Beethoven, una forma que los ecologistas encontramos para inspirar a líderes de gobierno de los países más industrializados a que piensen mejores ideas en el combate contra el calentamiento global y sus terribles efectos en millones de personas.

Se dice que la Quinta Sinfonía de Beethoven ayuda al cerebro a inspirarse, soltarse y pensar con mayor claridad. Y como los gobernantes del G8 (es decir, de Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, Canadá, Japón, Italia, Alemania y Francia) están bastante cortos de ideas, en Greenpeace pensamos que usar la música como herramienta de presión podría ayudar. En fin, lo veremos en la próxima reunión del G8, que se realizará entre el 7 y 9 de julio en Japón, donde se discutirán temas como el comercio mundial, la crisis alimentaria y el calentamiento global.

“Ha llegado el tiempo de actuar. El clima está cambiando muy rápido y esto es una amenaza para los seres humanos, pero también podemos ser parte de la solución. Por eso estamos haciendo esta campaña con Greenpeace para pedir por una revolución energética que nos salve del calentamiento global. Todas las firmas serán presentadas en Japón... Y cuando los políticos empiecen a hacer lo correcto, entonces nos sentiremos satisfechos de haber hecho algo para ello suceda”, decía Eicca Toppinen, líder de Apocalyptica, interrumpido varias veces por una fuerte ovación del público.

Más tarde, en el backstage, nos confesarían su sorpresa ante la abrumadora acogida que tuvo el discurso. Afuera, los pacíficos metaleros portugueses “tarareaban” a Beethoven, y enviaban fotos y videos de ellos mismos participando en la campaña.

La prensa no salía de su asombro al ver a los finlandeses de Apocalyptica tocando la Quinta Sinfonía de Beethoven en pleno Rock in Río. “Verdes de metal”, titularía al día siguiente el diario local Correio de Manha, refiriéndose a la primera incursión ecologista del heavy metal en Rock in Río, el mismo 5 de junio, fecha en que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente.

No fueron los únicos. Fernando Ribeiro, de Moonspell, firmó la petición y pidió a los metaleros ibéricos participar en las campañas contra el calentamiento global. “Si no actuamos ahora, el desastre climático será imparable: inundaciones, tormentas y sequías serán más comunes y más difíciles para la gente”, dijo el líder de esta banda portuguesa que está arrasando en Europa. Andre Indiana, también de Moonspell, diría luego: “Todos podemos ser parte de la solución, dejemos de lado nuestro típico escepticismo, es posible cambiar las cosas”.

En tanto, otro grupo que firmó la petición de Greenpeace fue Orishas, una banda cubana que simpatiza con Fidel Castro y su “Revolución Energética”, un plan nacional que va a proveer energía a los cubanos, en forma descentralizada, disminuyendo el impacto ecológico que provoca su generación con fuentes limpias y renovables, y evitando el despilfarro energético.

Otros artistas que se sumaron a la campaña fueron Expensive Soul, Xutos & Pontapés, Sam the Kid, Boss AC, NBC, Tito Paris, Verónica Larrenne, Nuno Guerreiro, Vitorino, Melo D y siguen las firmas... (de hecho, continúan llegando). Naturalmente, con más de 90 mil personas que asistieron a cada noche, y con los celulares y cámaras digitales en mano, la campaña “saltó” a YouTube, e inmediatamente se “viralizó” en todo el mundo, donde usuarios de la red hicieron su propia versión de la obra maestra de Beethoven. Un par de argentinos también se hicieron escuchar: Los Primitivos subieron su video con su original versión de la Quinta Sinfonía. Se espera que la música compuesta por un sordo los ayude a escuchar.

* Activista de Greenpeace Internacional, responsable global de relaciones con la comunidad artística.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.