no

Jueves, 3 de julio de 2008

ZUMBADORES EDITO EL COLIBRI

El palo cañero hace pop

Transcurría 2004, y en la Argentina un lote de bandas sentía el calor del ascenso, montado en el auge popular del rocanrol, cuando el pseudo lumpenaje pseudo adolescente urbano llenaba todas las canchas. Entre esos grupos, con Callejeros como punta de lanza (siempre salvando las diferencias), Zumbadores pisaba fuerte con el protagonismo de sus vientos, y se acomodaba como una banda del palo, pero cañera. Lo que pasó en Cromañón casi a última hora de aquel año parece haber torcido absolutamente todo lo que estuviera por pasar, y lo que pasaría.

El cantante y compositor Alejandro “Coco” Fassi revisa los puntos concretos: “Más allá de Cromañón, que era algo en lo que uno estaba pensando todo el día, fue el momento en el que empezamos a pensar qué disco íbamos a hacer. Nos dimos cuenta de que no teníamos que usar las mismas fórmulas sino abrirnos a diferentes cosas”, concede.

Zumbadores torció su propio camino, en parte por motivos internos, y en parte por un contexto al que nadie podía escaparle. “En ese momento no hicimos la lectura acerca de qué pasó con todas esas bandas. Ahora, a la distancia, pienso que tal vez influyó en los caminos que pudimos haber tomado. Habría influido muy fuerte si hubiésemos pensado en hacer un disco parecido al primero, para seguir por un carril que sabíamos que iba a funcionar.” Luego del debut oficial con Frutilla y almeja (2004), y de Hijo de la barbarie (2006), que aparecía con cambios importantes en la formación, llegó la hora de El colibrí, editado este año por Tocka Discos. El título, que augura otro renacer, hace referencia al colibrí zumbador, un ave sagrada jamaiquina que a principios de la década le dio nombre al grupo. “Se juntaron varias cosas: el momento interno de la banda, que después de algunos cambios de integrantes está en un momento ideal, y la posibilidad de editar con un sello que inmediatamente pone el disco en todo el país, con un nivel mayor de exposición, más llegada.”

A casi cuatro años de la bisagra que representó Cromañón para el rock argentino, y en alineamiento con sus nuevas intenciones musicales, Zumbadores reaparece revalidando su sonido preponderantemente inglés, ahora bajo la producción del tecladista Sebastián Schachtel (La Portuaria, Las Pelotas) y, dicen ellos, impregnados de un espíritu pop.

–Son una banda de los 2000. ¿Eso qué significa?

–El primer elemento que se me viene a la mente es la cuestión tecnológica, o el cambio de paradigma, el tema de qué va a pasar con el disco, de si hay que seguir pensando en hacer discos. Este cambio influye en todo: en la manera de relacionarse en general, de las bandas con su público, y las bandas con su música. Como banda, somos parte de esa generación. Después, no sé. Yo rescato elementos de los ’80 y los ’90. Hoy escucho Thriller, de Michael Jackson, y me parece un disco de la concha de la lora, una cosa increíble. O cosas de Stevie Wonder. Por decirte discos que están buenísimos y que en ese momento eran considerados una mierda. Hay un refrito que hace que nuestra música tenga elementos de todas esas épocas, son menos los prejuicios a la hora de refritar.

–¿Y qué referentes hay?

–No veo referentes de peso. La gente que nos viene a ver puede tener quince años, y para ellos es mucho más difícil que para mí, que tengo treinta y pico. El otro día, un primo que va a cumplir dieciocho me hablaba de una piba con un fotolog que visitan miles de personas por día.

–¿”Cumbio”?

–Sí. Va al colegio con él. Por ahí esos son los referentes, que quizá tengan que ver con elementos que hace un tiempo eran extraños al desarrollo de nuestra vida, como la penetración de Internet. No es casualidad el lugar donde encontrás a tus referentes, y la superficialidad que puedan tener, o no. Ahí tenés un referente de Internet, de un fotolog. La verdad es que a veces los pibes no dicen nada: “Pasá por acá”, “Effeame”. Tal vez sea un lugar común, y estoy leyendo mal la historia. Tal vez sí haya referentes importantes que no estamos viendo.

* Zumbadores presenta El Colibrí mañana en La Trastienda Club, Balcarce 460. A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.