no

Jueves, 25 de septiembre de 2008

IOJA, NO LO SOPORTO, MUMI Y LUDOVICA, ENTRE OTRAS.

Girls, girls, girls

Ni de zapatos, ni de perfumes. Las chicas reunidas por el NO discutieron sobre rocanrol, nene

 Por Julia González

“Qué bueno que somos todas chicas”, dice la hip-hopera Ioja mientras relojea las imágenes en la cámara digital. El espíritu de la nota era una tarde de chicas. Los hombres no saben cuán divertido es esto. ¡El té con las chicas! Teñir todo de rosa, de cosas delicadas y escuchar voces suaves. Hablar de perfumes, instrumentos, zapatos, cables y también de hombres. Ahora que se vino la primavera, la estación del amor y del primer asomo de las piernas al aire, las mujeres florecen y para qué mentir, eso a las chicas les encanta. Entonces llegan ellas y el lugar se vuelve femenino. Flota un aroma distinto.

Bueno, nada de eso se refleja en esta nota. Las chicas caen de a una al bar de duendes de Belgrano: Ioja, No Lo Soporto, Mumi y Ludovica (bateristas de Alai y Azafata); María Ezquiaga y Julieta Ulanovsky (guitarra y voz; y bajo de Rosal) y Andrea Alvarez ausentes con aviso, lo mismo hablaron con el NO. Las chicas se presentan, algunas van al baño a maquillarse, otras vienen con el vestuarista que encaja en la reunión, y otras directamente piden té porque ya estaban hasta peinadas. Contra todos los pronósticos, de lo único que no se habló fue de cosas de chicas: pelaron discos nuevos, videos, debuts en el Pepsi, hip-hop y rock. Y es esto lo que moviliza a las damas del festival.

Ioja es del palo del hip-hop y después de haber editado tres discos, se va a San Luis a terminar de grabar su EP, que aún no tiene nombre. No es su primera vez en el Pepsi, ya que estuvo en las ediciones de 2005 y 2006. Esta fecha tendrá veinte minutos para ir para adelante con el soundsystem. A Andrea Alvarez también se la relaciona con esa actitud de ir al frente y reconoce que están bien entrenados con su banda: “Mi banda en vivo es genial”, tira canchera. La suya tampoco es la primera vez en el festival, ni como solista, ni como invitada. Y en cuanto a sus compañeros de grilla, dice que Stone Temple Pilots le gusta bastante, pero también se hace cargo de su gusto por Tommy Lee.

Rosal acaba de volver de Expo Zaragoza y están con esa experiencia a flor de piel, presentando Su Majestad. Mumi (ganadora del concurso Motorokr con Alai) es la única debutante. La personalidad de esta baterista se percibe a través de sus colitas a lo Puka y su nulo maquillaje. Es una nena que le gusta jugar, pero también viene con un plus de presencia en su tono decidido. Dice que haber ganado el concurso, además de teléfonos, le trajo a su banda un poco de atención por parte de algunos medios y la posibilidad de terminar el disco en mejores condiciones.

Pulpo fagocita estrella estará en la calle a principios de 2009 por el sello Bingo, nueva adquisición del ex Arbol, Pablo Romero. Ella por su parte ya grabó las batas en el estudio Del Abasto al Pasto y jura que no hará nada más que tirarse panza arriba a descansar mientras sus compañeros terminan de grabar. Tocar media hora en el festival puede que tenga que ver con esta atención a la que Mumi hacía hincapié. Pero –seguro– la que tiene la anécdota más extravagante es Ludovica, que cuenta que una de las veces que tocaron en el Pepsi, haciéndose eco los organizadores de lo bien que les había ido, les ofrecieron tocar otro día más y la baterista que tenía pasajes a Japón, donde vive su padre, se perdió quince días de estadía en el país nipón. “Pero valió la pena”, dice entre risas, mientras sus colegas de NLS se sorprenden en la mesa: “Qué caro es Japón”.

Y Ludo remata con que lo fundió al viejo, pero enseguida se ataja: “Una vez en la vida no está mal”. Ludovica está relajada, bajó cerca de cuarenta kilos gracias al entrenamiento con Delivery Boy de 100% Lucha. Contado así, parece un chiste, pero ella dice que es cierto. “Ponelo eso, que me cambió la vida”, sugiere. Mientras, NLS sigue presentando Avión, su disco que cosechó elogios. “Es como si fuéramos monos, como una atracción, no sé, un circo”, dice Lara (bajo), sobre la sensación que despierta ver un trío de chicas en el escenario. “Después de un tiempo se dan cuenta de que también sos una persona que hace música y está todo bien.”

Compartir: 

Twitter
 

No Lo Soporto, Ioja, Alai y Azafata
Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.