no

Jueves, 11 de diciembre de 2008

MOSTRANCE DEBUTA UNA DECADA DESPUES DE FORMARSE

Ambientadores de experimentaciones

 Por Mariano Blejman

Un remisero se detiene en un descampado para violar a una pareja que, sentada en el asiento detrás del auto, está a punto de separarse. Es una doble violación que terminará fisurando la relación. Hay parsimonia y hasta desidia en dejarse penetrar. Hay desdén. Es la escena más fuerte de Todojuntos, la película de Federico León y lleva de fondo el tema Granix, un remix de Elchicogranitos, tema de Mostrance. ¿Qué es Mostrance? Una banda electrónica que diez años después de su formación edita su primer trabajo epónimo. El dúo creativo Javier Lederkremer y Juan Manuel Lombardo ha sufrido algunos vaivenes, pero es presumible que ninguno tan fuerte como el de la película de Federico León. Seguramente el más doloroso de esos asuntos sea, “apenas”, haberse sentido incomprendidos hace una década, cuando arrancaron con el proyecto de hacer una banda electrónica.

La aparente mezcla indiscriminada de sonidos electrónicos con ambientaciones instrumentales en Mostrance habla de la capacidad creativa de sus mentores, y demuestra que a veces el paso del tiempo sirve para asentar algunas ideas que –cuando nacen en la Argentina– siempre son demasiado nuevas. Y tal vez siempre lo serán, hasta que venga el guiño de afuera. Porque, en verdad, no hay nada de indiscriminado en Mostrance sino más bien la búsqueda de experimentación en la electrónica ¿ambiental? O en la cruza de percusión ¿real? con máquinas insistentes, con sonidos orientales, algo de folklore, yeites de guitarra acústica y sonidos de voces que funcionan como parte de la puesta, pero no por eso menos sugerentes.

Mostrance mezcla “mostras” (un género unisex, dicen) y “trance” en todas sus acepciones, la tapa del disco muestra una cabeza rapada (en Cabo Polonio) donde se ve un supuesto auricular hecho del pelo del “modelo” y hay temas que se llaman Cindy Frazz, Chinchin, Elchicogranitos, Subeteamimoto. Lederkremer también es director de arte, y arrancó en la época en que entre los sellos electrónicos apenas existía Oíd Mortales, e Indice Virgen era un proyecto. En 1998, un video animado de Divina les provocó un pequeño suceso comercial en Japón y los pusieron en la heavy rotation de MTV. Entonces, Mostrance anduvo travestido por festivales de cine. Era la época en que acá el Morocco, Ave Porco, El Dorado y Pachá, entre otros, llevaban la escena electrónica adelante. Todavía se trataba de reductos aislados y la Creamfields se veía por los noticieros extranjeros.

Mostrance tiene una estructura ambigua. A veces es un dúo, otras cuenta con invitados como la percusionista Leticia Manfield, que ahora vive en Montreal (tal vez alguno recuerde que salía meneando la cola en el video de Abarajame, de los Kuryaki). Y a The Pill, por ejemplo, lo vocaliza Cristian Delgado, la tercera pata de Mostrance. “¿Por qué tardaron diez años?”, se reincide en la pregunta. “Puede sonar pedante, pero me parece que acá no estaban preparados. Cuando les presenté Divina a algunos productores, me decían: ‘Hacé uno que sea Se me calienta la chichi’. No sé si será caprichoso, pero yo decía: ‘Si no entienden, no entienden’. Soy exigente, no quería sacar el disco porque sí. Antes era difícil y a la vez había mucha competencia, mucho DJ”, cree Lederkremer.

–¿Y qué pasó en esta década para poder editar?

Javier: –No quería y no pude, era cuestión de madurar. Además se empezó a valorar el laburo del músico. Los que hacíamos música con electrónica quedamos relegados por los DJs.

Juan Manuel Lombardo: –No nos entendían. Hubo que educar a la gente. Es difícil ver una banda de música electrónica. Es complicado asimilarla, aunque no debería serlo. Se trata de experimentación.

Si algo saben de experimentaciones los Mostrance, claro, es cómo ambientarlas.

* Mostrance presenta su “Electronic vocal mini set” hoy jueves 11 de diciembre en Kim y Novak, Güemes 4900. A la 0.30.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Pablo Piovano
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.