no

Jueves, 26 de noviembre de 2009

Circo rumano

Título: Dueño de discográfica quiere controlar a artistas barderos.

Protagonista: Marc Marot (ex CEO de Island Records).

Palabras clave: Lucro, ortiba, marketing, vigilante, descontrol, rati, anunciantes, buchonazo, “libertades individuales”.

Qué pasó: El ex ejecutivo líder de la discográfica Island Records propuso que los contratos de los músicos tengan una “cláusula de seguridad” que habilite a la empresa a “intervenir en caso de que el artista tenga problemas personales”. O sea, que las compañías puedan controlar a sus artistas ante casos de depresión, anorexia, exceso de drogas, etcétera. Algo parecido a lo que pasa en el caso de los deportistas de alta competencia, que pueden recibir sanciones en caso de tener conductas que pudieran afectar a la empresa que los contrató (por ejemplo, si un futbolista de un club grande europeo o un jugador de la NBA se pega un palo andando en moto). La afirmación parece un tiro por elevación para Amy Winehouse, quien editó su primer disco por Island. ¿Se pone la gorra para presionar a quienes se ponen de la gorra?

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.