no

Jueves, 11 de febrero de 2010

EL FESTI-LIBRO OF BRIDGES & BORDERS

Puente sobre aguas turbulentas

Un libro de arte contemporáneo presentado como un circo itinerante. O un Lollapalooza editorial con performers y electrónica. ¿Lo qué? Su curador cuenta de qué va la publicación y el festival que pasó por la Argentina para quedarse, buscando borrar límites entre el arte sonoro y el visual.

 Por Federico Lisica

A finales del siglo XIX, el polaco Ludwik Lejzer Zamenhof fascinó con una idea tan hermosa como increíble y osada: que todos los habitantes del planeta hablasen un mismo idioma. El puente iba a ser el esperanto. Y si bien el proyecto de este médico y fan del ocultismo no se afincó en cada puerto, sus límites se siguen desdibujando (es la lengua planificada más hablada en el mundo). A primera vista, un libro no podría aspirar a tanto. Sólo a primera vista, porque la publicación Of Bridges & Borders retoma su premisa para tender lazos y borrar fronteras entre los artistas, montando un circo viajero de arte contemporáneo, música electrónica y acciones radicales. Algo así como un Lollapalooza adecuado a los tiempos 2.0 gracias a un libro que actúa como su mascarón de proa.

El proyecto nació de dos usinas europeas (el Kültur Büro catalán y el Toit du Monde suizo) y tiene su corazón en 400 páginas que compilan el trabajo de artistas visuales (algunos bastante sonoros, otros polémicos en su ADN). Básicamente, el de aquellos que han sabido meter el dedo en la llaga. Hay espacio para consagrados, como el eternamente joven Guillermo Kuitca o el norteamericano Chris Burden (famoso en los ‘70 por encerrar a su familia en una performance). Y esos nombres reconocibles se mezclan con otros emergentes. Así aparecen los alemanes de Mouse on Mars con una traducción estética de sus shows electrónicos, y hasta hay lugar para unos dibujos naturalistas y despojados made in Quilmes por Matías Duville.

“La idea, justamente, es superar el límite o el sector”, cuenta el curador de la obra, Sigismond Vajay. Es el caso de Carsten Nicolai, un artista plástico alemán que se desdobla como músico bajo el alter ego de Alva Noto, con stills de imágenes generadas por el sonido. “El libro entra por las dos puertas, la del sonido y la del arte, sin fronteras. Hoy hay menos límites en el trabajo de un artista, todo se puede mezclar si tiene su lógica.” El papel es, entonces, la línea de largada de algo más profundo, de carácter “transfronterizo”, que viene a ser el concepto que usa Vajay para explicar que pretenden “mover gente, crear sensibilidades y producir nuevas obras alrededor de esta publicación, que sirve de pretexto para que la gente se encuentre, como en una fiesta”.

Of Bridges & Borders comenzó su raid frenético de exposiciones, talleres y eventos en octubre en Suiza, siguió recorriendo el Viejo Mundo, pisó varios puntos argentos y también Brasil, Chile y Uruguay. Como su curador entiende que “es importante que no se quede sólo en la forma material y se pueda celebrar la idea en varios ámbitos y momentos con sus costumbres y usos”, para marzo de este año harán puerto en Centroamérica con varios performers españoles. “Mis puentes son las conexiones con los artistas que me rodean, los límites son el respeto por el público que viene a verte, eso es algo fundamental. Intento que mi espectáculo de danza, misticismo y humor los pueda emocionar y entretener”, señala el español Carlos Carbonell, de Internet 2, que ya recaló en Baires con su piano de cartón de 4 metros (que toca con los pies), junto a Meneo, dúo ibérico que tocó en el último Primavera Sound y fue alabado por Diplo, productor de M.I.A.

“No se trata de una relación realmente directa con los lugares sino más con las personas y el vocabulario que usan para expresar ideas novedosas. Si bien uno ojeando el libro nota una fuerza, una diversidad y una riqueza en las propuestas de cada participante, el libro refleja una cosa más global sobre el tema, con las visiones de varios puntos del mundo”, apunta Vajay. Y es que, además de sellos de aduana, el patchwork de movimientos, idiomas y culturas busca la cooperación artística. Que viene sucediendo: Meneo enlazó su pixel-art con el colectivo Zizek (sí, la crew argenta famosa por el mix de color, beats, quiebres y cumbia en sus shows).

Signo de los tiempos, Of Bridges & Borders tiene su tónica en la colaboración por fuera de una CPU. “Intento que quede difuminado, que se conciba como una sola cosa. Pese a depender de recursos tecnológicos, quiero que la gente entienda todo a modo de una especie de truco de magia, donde lo menos importante es el cómo se hizo”, dicen desde Internet 2.

Si el precio del libro resulta salado ($ 195 en librerías de arte y museos), puede visitarse la web ofbridgesandborders.com para tantear y ver de qué la va esta maraña con acciones de cooperación confirmadas para 2010 en la Argentina. En la despedida, Vajay se disfraza de Buzz Lightyear y asegura: “El evento hizo que el libro no llegue como uno más sino como un proyecto que supera las librerías y estanterías de bibliotecas. Estamos haciendo el proceso inverso, sin hacer un relato de lo pasado, presentando un producto que habla de algo futuro”. Y, de allí, al infinito y más allá.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.