no

Jueves, 27 de mayo de 2010

MúSICA, MANDELA Y EL APARTHEID

El álbum negro

Este Mundial será celebrado a 20 años de la liberación de Mandela, que permaneció 27 años en el encierro político. Aunque a cuentagotas, el rock metió al apartheid en sus letras y formó parte de la concientización.

 Por Luis Paz

Fue Juan Sebastián Verón quien se encargó de ponerlos en relación. El volante de la Selección aseguró hace poco que le gustaría “abrazar a Mandela y cantar rock”. El líder sudafricano y la cultura joven se hermanaron en el titular, y se hizo evidente el trabajo de hormiga de los músicos de rock que, durante años, intentaron meter a Mandela en el debate cultural del género. Este Mundial de Sudáfrica será celebrado a 20 años de la liberación de Mandela, quien permaneció 27 años en el encierro político y sobrevivió al horror de la represión pero, una vez afuera, apenas aguantó año y medio a su esposa Winnie y se separó. Esa es otra historia. Esta es la de las canciones de rock-Mandela.

“Oh, qué placer, ver el apartheid caer”, metía Fidel Nadal, entre medio de chequeos de cromosomas y obreros que van a la huelga, en Mandela, de Todos Tus Muertos (Dale Aborigen, 1992). Los TTM harían también No más apartheid: “No más sangre de niños en Soweto. No más niños presos en Namibia”. El sur del sur se unió así en comunión transoceánica y el germen se expandió por la región. La banda mexicana Antidoping tiene su Mandela y su Mandela Dub, uniendo nuevamente al gol, al rock y al Nelson. Entre Fidel y Antidoping aparece... una mala relación. OK, fuera el chiste. Entre Fidel y Antidoping aparece Pablo Milanés, con Nelson Mandela, sus dos amores, en otro canto que no será rock, pero sí libertario: “Mandela / qué encuentro tan fecundo / poder cambiar tu mundo”. Menos rock e igualmente libertario es lo de aquel grupo chileno de folklore andino, los setentistas Illapu: “Mande, Mandela, Mandela ya. Que la noche se levante y no se vuelva a acostar”.

Pero la pelota también llegó desde el otro lado del charco. En 1984, los Specials habían dado el puntapié inicial con Free Nelson Mandela, un grito de exigencia primal que llegó al puesto Nº 9 en el Reino Unido de la Thatcher. El esférico rodó hasta Simple Minds –los ochentosos escoceses de Don’t you (Forget about me)–, que en 1988 crearon un tema epónimo para la edición inaugural del festival Mandela Day. Pero ahí la bocha vuelve al medio para Peter Gabriel, en cuyo tema Biko se inspiró Jim Kerr de los Minds. Para seguir pasando la bola, hay varias posibilidades: Asimbonanga, que no es de Nicolino Roche y los Pasteros Verdes sino del cantautor folk sudafricano Johnny Clegg (mezcla de Johnny Cash y Bruce Springsteen); el propio Heal the World de Michael Jackson, originalmente hermano racial de Mandela, luego autoexcomulgado; o 46664, la canción promocional de la campaña de Mandela contra el HIV, obra del injerto de Queen + Paul Rodgers, que ya no ocupa el micrófono del ¡sudafricano! Freddie Mercury.

No casualmente Brian May participó el año pasado en otra edición del Mandela Day, el evento que en 1988 reunió a Simple Minds, Sting, George Michael, Eurythmics, Fish, Bee Gees, Joe Cocker, Dire Straits y UB40, entre decenas de artistas entre las que por una vez no figuraba el U2 de Bono, que igual alzó la mano con el apoyo a un desfile organizado por Naomi Campbell para la Fundación Nelson Mandela. Si queda alguna duda de lo rockero del militante Nelson, aquel desfile se llamó “Frock and Roll”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.